off

Alebrijes, el camino hacia el ascenso

Texto y fotos:

Omar Santiago Ricárdez

Alebrijes de Oaxaca bien podría tener medio boleto en mano para ser parte de los 18 equipos en Primer División a partir del Torneo Apertura 2018, sin embargo los requisitos que la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) pide tendrían al joven campeón fuera del máximo circuito.

En primer termino la Liga de Ascenso MX requiere a la directiva que encabeza Javier San Román del flamante campeón del Apertura 2017 una serie de adecuaciones al estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), como el tema de la iluminación, de mayor rango y visibilidad, y el aumento de aforo al mínimo de 20 mil personas, pues hasta el momento al inmueble le faltan cuatro mil cumplir la exigencia.

El segundo requisito es contar con un proyecto sólido de fuerzas básicas, algo que sí cumple Alebrijes, al tener equipos desde Sub-13 hasta Sub-20, además de Segunda y Tercera División.

Aunque al inicio del Apertura 2017 la directiva tenía presupuestado conseguir el recurso para la ampliación del también nuevo estadio del ITO, en el Polideportivo Poniente, hasta el momento no ha habido confirmación y fechas, en su caso, para el inicio de trabajos.

No obstante Javier San Román declaró a diversas cadenas nacionales tras el campeonato obtenido recientemente en Chihuahua que el estadio del ITO verá trabajos de ampliación a comienzos del 2018; el “Templo Alebrije” es el de más reciente edificación, por lo que las adecuaciones son mínimas y sólo recaen en la iluminación y ampliación de butacas.

Y aunque después de un torneo con sólo seis equipos con posibilidad al ascenso, todo parece indicar que el Clausura 2018 arrancará con 10 planteles con esta opción, de acuerdo a la propia Liga, por lo que el plazo de 45 días para cumplirlo fue derogado y en su lugar se dio una prorroga aún indefinida, aunque con probable plazo de obligados seis meses, tras la conclusión del primer torneo del año.

En ese contexto y en la futura disputa del ascenso al máximo circuito del balompié profesional mexicano están FC Juárez, Club Celaya, Atlante FC, Dorados de Sinaloa, Atlético San Luis, Leones Negros UDG, Cafetaleros, Mineros FC, TM Fútbol Club y los propios Alebrijes de Oaxaca.

La mayoría de las directivas han declarado iniciar en breve las remodelaciones y adecuaciones a sus estadios, sin embargo, para Oaxaca el tema aún es indeciso, pues la familia San Román, además del equipo oaxaqueño, la Jaiba Brava del Tampico-Madero también es de su propiedad y para el recién concluido torneo apostó más por este que por el conjunto naranja; de querer asegurar a al menos uno de los dos cuadros en la final del próximo torneo deberá hacer adecuaciones a los dos estadios: el Tamaulipas y el del ITO.

El primero fue inaugurado en 1966 y ha sido casa del Tampico Madero FC, Club Orinegros de Ciudad Madero y Correcaminos de la UAT; tiene una capacidad actual de 25 mil espectadores y ha sido sede de dos finales del máximo circuito: Prode 85 y México 86.

Por su parte, el estadio del ITO fue inaugurado en marzo del 2016 y tiene una capacidad para 17,200 espectadores, de ahí su pronta ampliación para aspirar al máximo circuito.

Hasta el momento el joven inmueble ha conseguido dos llenos totales, el día de su apertura, en juego amistoso ante los Pumas de la UNAM, y recienten te en el partido de “ida” de la gran final del Apertura 2017 ante FC Juárez.

El recinto alebrije vino a sustituir al estadio “Benito Juárez” ubicado, entonces, en la agencia municipal de Santa María Ixcotel, en Santa Lucía del Camino y que fue sede de dos grandes finales: la de Chapulineros de Oaxaca ante Tecomán en 1993, alzando entonces el primer título para Oaxaca, y la de Cruz Azul Oaxaca ante Puebla FC, en 2005, cayendo los locales ante un estadio repleto.

Empresas ICA en conjunto con Casaflex se encargaron del proyecto que comenzó la obra en las instalaciones de la también desaparecida unidad deportiva del ITO en el 2013. El estadio fue programado para inaugurarse en 2015, pero detuvo las obras más de un año por el conflicto que se vivió al interior del Instituto Tecnológico de Oaxaca (dueños del estadio), así como por cuestiones presupuestales por parte del gobierno del estado encabezado por Gabino Cué Monteagudo.

Entre protestas, demandas laborales, destituciones y cuestionamientos al gobierno de Cué por utilizar recursos de Fonregión para un “negocio privado”, fue inaugurado el domingo 27 de marzo y tuvo un costo de construcción oficial de 447 millones de pesos.

La cancha de futbol profesional mide 67.83 metros de largo por 104.92 de ancho. El inmueble cuenta con zonas y accesos para personas con discapacidad, servicio médico, sanitarios, regaderas y vestidores para equipos locales y visitantes.

También tiene una sala de prensa, 18 sanitarios para mujeres, 16 sanitarios para hombres y 27 locales comerciales, así como estacionamiento para 600 vehículos.

De acuerdo al entonces titular de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra), Sergio Pimentel Coello, el estadio se construyó en un área de 11.2 hectáreas con una inversión de 447 millones de pesos, de los que 336 millones fueron destinados para la edificación del estadio de futbol y 111 para el plan maestro de la unidad deportiva.

El estadio del ITO fue nominado para ganar el premio Stadium of the Year 2016, que otorga el portal especializado stadiumdb.com, luego de que el diseño fue inspirado en la historia de Oaxaca y basado en el pasajuego de la zona arqueológica de Monte Albán.

Alebrijes campeón

Alebrijes campeón

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
off
A %d blogueros les gusta esto: