Producción gráfica en crisis

Galerías virtuales, una realidad…pasajera

Omar Santiago Ricárdez

En el 2006 la colectividad gráfica en la ciudad quedó de manifiesto. El movimiento político-social de entonces entre magisterio y gobierno dio material para diversos colectivos. En el 2009 el aislamiento por propagación de influenza H1N1 no derivó en una crisis –económica y emocional– como la que enfrenta hoy la sociedad. Hoy la cuarentena obliga a varios sectores artísticos a manifestarse únicamente vía redes sociales, por lo que las galerías virtuales son una realidad.

Cada vez el fenómeno de las redes sociales se va incrementando y la propagación de COVID-19, así como la consecuente cuarentena, impulsó la creación de este tipo de salas desde las cuentas personales y empresariales de diferentes grupos artísticos, por lo que el futuro se adelantó, aunque para algunos se trata sólo de una situación pasajera, pues el vínculo entre obra y espectador siempre será física, tangible.

Daniel Barraza, encargado del taller de litografía “La Buena Impresión”, inmerso en el corazón del centro histórico de la capital oaxaqueña, consideró que la esencia de interactuar, de mirarse a los ojos –artista u obra/asistente–, de ver una pieza y sentirla, oírla es y será algo que la red virtual nunca podrá sustituir.

“Ahorita, repito, creo que por la posición en la que estamos (cuarentena) nos obliga (a las galerías virtuales) pero la gente necesita salir, necesita ver las cosas físicas”, agregó durante la entrevista a la que se dio tiempo mientras realiza, junto a otros artistas gráficos, algunas litografías por encargo.  

ESPACIOS FÍSICOS A SEGUNDOS TERMINO

Y es que al hablar de la propagación de coronavirus COVID-19 y la cuarentena conlleva a una lección para el gremio gráfico: trabajar en aislamiento, nuevas estrategias de venta y alternativas de trabajo, considera César Villegas González, uno de los usuarios del taller.

“Todo esta situación de cuarentena, de mayores dimensiones que en el 2009 con el H1N1, nos dejará una lección: la forma de cómo trabajar en situación de aislamiento, con pocos materiales y como se mencionaba, la forma de cómo se va a vender, como se van a tener que utilizar alternativas de venta y de trabajo.

Los espacios físicos pasaron a un segundo término y las redes van a ser, o son ya, la forma que nos va a permitir crear galerías virtuales, crear interacción con la gente que quiera tener un acercamiento con el arte”, precisó el también artista del tatuaje.

Las galerías en la Internet hoy son una realidad. Son una situación real y entran en la dinámica del 2020, sin embargo, la venta directa de material a través de esta vía es, a la par, un tanto ostentosa, menos viable que de manera física.

“Bueno, yo lo he intentado, me ha costado trabajo hacer uso de estas herramientas, sin embargo estas situaciones (de aislamiento) te obligan a hacerlo”, destacó Villegas González.

¿MATERIAL DESECHABLE?

En ese tenor, Daniel Barraza reiteró que por la situación que enfrenta la sociedad hoy obliga a esta alternativa. Sin embargo, hay un empero.

“Ahora. ¿Qué tanto de eso vamos a seguir utilizando (material gráfico)? Yo creo que un porcentaje mínimo. Las relaciones personales son una parte que nunca van a terminar, esa esencia de interactuar, de mirarte a los ojos, de ver una pieza y sentirla, oírla, no se sustituye. Yo creo que un porcentaje de lo que estamos haciendo ahora, de cosas virtuales, muy poco va a quedar, vamos a regresar poco a poco al sistema normal de la presencia, del estar frente a frete”, dijo.

No obstante, aclaró, no se tratará en ningún momento de material desechable, pues “estos materiales digitales yo los veo como bibliotecas virtuales, es decir, el hecho de que haya libros acerca de cualquier tema, no quiere decir que sea material desechable, es un material de consulta, es un material que, a lo mejor, los jóvenes en diez años van a recordar como las historias virtuales, a los más viejos les gusta ver el libro, les gusta hojearlo, olerlo, entonces no es que sea material desechable”, concluyó.

Primera parte

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*