off

Patricia Colchero, pocos periodistas confían en ustedes

Miradas de reportero

Por Rogelio Hernández López

El próximo miércoles 7 de diciembre el gobierno federal informará qué ha hecho para proteger a defensores de derechos humanos y periodistas en los 4 años del presidente Enrique Peña Nieto. Es fácil inducir que no expondrán un balance alentador.

Ese día también hará su presentación en un acto público la nueva jefa de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Patricia Colchero Aragonés. No la tiene fácil.  Es muy alto el déficit nacional de violaciones e irrespeto a los derechos humanos en México.

Pero aún más. La Colchero, como le llaman sus amigas cercanas, fue designada apenas el 25 de noviembre y por ese nuevo cargo es, automáticamente, la responsable directa del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas. Instancia operativa de la Segob que todavía no desarrolla la eficacia necesaria ni se ha ganado la confianza de los potenciales beneficiarios.

Desconfianza

Unas semanas antes de que Patricia Colchero se hiciese cargo de la Unidad de Prevención de ese Mecanismo de  la Secretaría de Gobernación (Segob) mostró un estilo distinto. Buscó a quienes formábamos parte del primer Consejo Consultivo y a varios defensores y periodistas afectados.

Su intención, nos dijo entonces, era desplegar un plan realista para que el Mecanismo resolviera fallas y oquedades al menos en la prevención y seguimiento de casos. Lo que no decía –pero algunos intuíamos– es que ese estilo de buscar interlocutores válidos, era también para generar confianza. Coincidió con varios de nosotros que lo que más le faltaba al Mecanismo era que las organizaciones defensoras y los periodistas confiaran en él.

Sin embargo, Patricia Colchero sí avanzó, pero el Mecanismo, no.

El Mecanismo tiene en su página el informe estadístico de 2016 hasta el tercer trimestre. Allí asienta que para septiembre había recibido solicitudes de protección de 82 periodistas en nueve meses.

Para contrastar. Veamos lo que informa la organización de origen inglés defensora de la libertad de expresión, Artículo 19. También presenta en su sitio web el tercer informe trimestral y documenta 88 agresiones pero sólo en tres meses. Su registro de agresiones acumuladas en 2016 superará las 300.

Otro organismo que también monitorea, la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP) cuenta con listados de la tendencia creciente de agresiones y sostiene que superarán las 500 en 2016. En el trimestre registró 15 asesinatos, el número de más alto desde el año 2000.

Pero de todas y todos los agredidos (300 o 500) únicamente se acercaron al mecanismo 82. Entonces infiramos. Hay o no desconfianza de periodistas a esta instancia de la Segob.

Este miércoles 30 de noviembre se instaló la Comisión Especial de seguimiento a las agresiones a periodistas y medios de comunicación de la Cámara de Diputados. Allí se hizo el enésimo recuento de las agresiones a periodistas.

Uno de sus integrantes el comunicador Virgilio Caballero, ahora diputado federal por Morena recordó que mil 73 agresiones han ocurrido durante el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Y, otra vez el contraste. De ese total de 4 años, el Mecanismo, ha protegido a 180, según sus propios datos. 893 fuera del alcance del Mecanismo. Otro signo de la desconfianza, digo yo.

 Más impunidad

Pero la peor parte de todo esto y que lo sabe bien Patricia Colchero, es que la desconfianza se nutre de la impunidad. En el mismo acto de la Cámara de Diputados la titular de la comisión especial, Brenda Velázquez, recordó que el 99.7 por ciento de las averiguaciones previas no han derivado en sanción para ningún agresor. La CNDH ha dicho que el índice de impunidad es superior al 90 por ciento de las agresiones denunciadas.

Además, podemos comprobar que la mayoría de las y los periodistas no denuncia ante autoridades ni locales ni federales ni solicita la protección de gobierno estatal o federal.

Vayamos a ese 4º informe.

Con todo esto, será interesante acudir al informe de lo que ha realizado el Mecanismo de Protección de la Segob en estos cuatro años. Será a las 12 del día en el Salón Morelos de la Secretaria de Relaciones Exteriores de la Avenida Juárez.

Yo acudiré, a pesar de todo lo anterior, no con escepticismo, sino con la intención de seguir aportando un poco para la protección y defensa de mis colegas. Me mueve, ser reportero de siempre, ex consejero honorario del Mecanismo y libre asociado de la CDP donde concurrimos periodistas de buena parte del país.

Me impulsa también una débil esperanza: qué si haga algo más Patricia Colchero. A ella  la traté en sus primeros días en esta instancia y nos ayudó con diligencia para la protección de colegas de Guerrero, Veracruz, Durango. Muchos ya conocemos la hoja de vida de ella; tiene sensibilidad, experiencia y conocimientos en derechos humanos. Dicen dentro y fuera de Segob que es buena planificadora. Si la dejan trabajar, podría dar resultados mejores que hasta ahora y eso puede disminuir algo de la desconfianza de periodistas al Mecanismo. Me parece que se merece el beneficio de la duda.

Periodismo en Tamaulipas. Foto tmpnoticias

Periodismo en Tamaulipas. Foto tmpnoticias

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
off
A %d blogueros les gusta esto: