Diálogo entre pares por la menguada libertad de prensa

Miradas de reportero

Por Rogelio Hernández López

En Facebook hacemos vecindad unas 30 redes de periodistas de distintas épocas y formaciones: mujeres, hombres, veteranos, jóvenes, empíricos, ya muchos academizados. Es una red de redes que expresa pluralidad real porque significamos las diferentes formas de concebir y ejercer esta actividad. Todavía algunas y algunos –quizá demasiados– asumen al periodismo como su forma de ganarse la vida y otros, como su elección de vida con la misión de servir a la gente, pese a dificultades y riesgos.

Unos pocos de esas redes intercambiamos el 3 de mayo sobre el estado de la libertad de prensa en el México de 2019. Hace 26 años la UNESCO estableció esa fecha para rememorar el día mundialmente. Con ese propósito propuse una hipótesis (muy telegrafiada y sin jerarquizar los puntos):

La hipótesis

La Libertad de Prensa en México se ha ido reduciendo por ocho causas:

– Los crímenes contra periodistas (146, 21 desaparecidos desde el 2000, reporta la CNDH). Esto significa 167 silencios permanentes, nueve de ellos de diciembre de 2018 hasta hoy.

– Las agresiones contra el ejercicio del periodismo, que no cesan (El promedio mensual ya oscila entre las 32 a 48 según el organismo que monitoree. Eso también inhibe).

– Los despidos a miles de periodistas en los dos años recientes (Entre 2017 y lo que va de 2019, se calcula que quedaron cesantes unos 10 mil empleados de todas las especialidades, según datos en del programa El Fin Justifica los Medios). Más silencios.

– Las caídas severas en la inversión de medios de prensa privados (se reduce su producción de noticias y alcances en su difusión)

– El bajo desarrollo social de los medios públicos y la agencia de noticias del Estado.

– La circulación excesiva de noticias falsas y opiniones sin fundamento.

– La escasa empatía de amplios sectores sociales con los periodistas y…

– El desarrollo de un clima de descrédito que se estimula desde Palacio Nacional.

Y, (consecuentemente) se ha reducido el derecho de la gente a estar bien informada

La conmemoración de la libertad de prensa, creemos muchos periodistas, debería estar atada a su contraparte dialéctica: el derecho a saber y a estar informado de la gente, porque el ejercicio profesional del periodismo tiene como esencia informar sin más restricciones que cumplir con el valor ético más alto para un periodista que es el de servir a que las personas tomen decisiones plenamente informadas. Ese derecho se ha reducido sensiblemente en los años recientes. Esa es parte de la hipótesis.

Reacciones:

De las reacciones, hubo alrededor de 50 que destacaron.

Gerardo Albarrán de Alba, director de Sala de Prensa y presidente del consejo consultivo del mecanismo de protección a periodistas de la Ciudad de México, pidió una mayor explicación como experto que es en el tema.

Como él pidieron más elaboración la reportera María Guadalupe Gómez Quintana, el reportero de Veracruz Eliseo Bautista y el reportero free lance para la Revista etcétera, #ElEditordelaSemana, Animal Político y la Revista Replicante. Luis Roberto Castrillón, quien aportó una vinculación entre varios puntos:

La escasa empatía de amplios sectores sociales con los periodistas y el desarrollo de un clima de descrédito que se estimula desde Palacio Nacional son “en las que más me he involucrado en los últimos años y me atrevo a afirmar que además son interdependientes”.

Más prolijo fue el también reportero Free Lance David Santa Cruz también versado en el tema, quien reordenó por rango de importancias las causas y aportó otras:

“Mi lectura es ligeramente diferente. 1) Durante más de 50 años la mayoría de los medios (dueños y muchos trabajadores) en lugar de crear un modelo de negocios desarrollaron un sistema de extorsión. 2) Eso socavó su credibilidad, 3) produjo un alejamiento de los sectores sociales que nos ven como aliados del poder y 4) llevó a la precarización laboral. Cuando creció la violencia en el país todo eso nos dejó expuestos. Del lado público 5) Bajo desarrollo (casi extinción) de los medios públicos y de la agencia del Estado 6) La incapacidad de comercializar la Red (Ahí hay otros tantos factores) 7) El aumento en la comentocracia 8) El fenómeno de las noticias falsas y el 9) La añeja pugna del poder político por controlar el discurso”.

El reportero e investigador permanente de la propiedad de los medios en México, Francisco Vidal Bonifaz punzó primero con una pregunta “¿Ninguna responsabilidad de las empresas de medios?” y obtuvo otra propuesta de reflexión, también breve:

“Si señor. Demasiada: no proteger a su personal ante agresiones, privilegiar el interés de la ganancia y por eso los despidos, el retiro de inversiones y el de haber fomentado el descrédito social –como dice David Santacruz– con el sistema de conveniencias del poder político con los medios durante décadas… Y peor aún: incautar la información que producen las y los reporteros para difundir solo aquella ´vendible´. ¿Cómo ves estimado Paco?”.

Él complementó: “…y son ellas y los dueños de los medios los principales obstáculos a la libertad de prensa. Este concepto, además, debería estar sujeto a un replanteamiento en un mundo dominado por los monopolios de la comunicación”.

“Desgraciadamente esa libertad sólo la ejercen propietarios directivos y ejecutivos de la prensa industrial. Y la única garantía para los periodistas de a pie y no de los fifis es que algún día los manden al chorizo y sin pago alguno “añadió el reportero gráfico de San Luis Potosí, Héctor Guevara.

En las reacciones, mostraron su asentimiento reporteras como Monserrat Méndez, Betty Astudillo, Patricia Retana, Ivette Estrada, Marina González, María Dolores Villagómez, Norma Cardoso de Nayarit, Guadalupe de la Luz de Tlaxcala; Analistas como Patricia Castro de Sinaloa, reporteros y editores como Lázaro González, Daniela Giacoman de Coahuila, Claudia Arguetta de Michoacán, Raúl Pérez López-Portillo y Octavio Rivera; reporteros como José Luis Cruz, Joel Arturo Salazar, Ismael García reporteros escritores como Emiliano Pérez Cruz y reporteros guionistas de cine como José Buil.

Y, en su reacción reflejó su forma de ser la reportera fundadora de periodismo de género y de agencias de noticias de y para mujeres, Sara Lovera López: “Tienes toda la razón Rogelio. Necesitamos hacer algo y pronto”.

Ustedes colegas (y otros interesados) ¿Qué balance hacen de la libertad de prensa en México”? (rogeliohl111@gmail.com)

Libertad de prensa menguada

Libertad de prensa menguada

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
A %d blogueros les gusta esto: