Periodistas, más de 200 mil y 34 % ya subempleados

Miradas de reportero

Por Rogelio Hernández López

Para documentar más el pesimismo entre periodistas –como diría Monsiváis–, la tercera semana de agosto hubo dos revelaciones extraordinarias que completan el lado negativo del perfil de nuestra actividad, ya de por si precaria y peligrosa:

Por fin se hace muy público que somos más de 200 mil y que el 34 por ciento ha sido empujado al sector servicios sin empleo fijo, o sea al trabajo “libre” que eufemísticamente algunos llaman freelanceo, pero que en realidad es subempleo.

Las aportaciones son de Roberto Fuentes Vivar, el aguzado reportero de economía y negocios y por el equipo de trabajo de Raúl Trejo Delarbre y Janneth Trejo-Quintana para el informe especial Persecución a periodistas de la CNDH y la UNAM que se presentó hace unos días.

15 de cada 100, reporteros o redactores

Con datos de 2018 del Instituto Nacional de Estadística e Información (INEGI) el reportero Fuentes Vivar detectó que “en el sector de medios de información hay 217 mil 438 trabajadores”.

Para el reporte UNAM-CNDH se localizó que tareas profesionales de periodismo y la comunicación, en 2016 había en todo el país 188,949 personas.

La cifra de 200 mil periodistas en 2018 es aceptable desde el punto de vista jurídico porque en la Ley de Protección a Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas caben todos aquellos que participan en cualquiera de las funciones de informar y opinar en medios de comunicación.

Esa definición es demasiado general y no lograr enfocar a los esenciales del periodismo, como son las y los reporteros, reporteros gráficos o editores o redactores vinculados directamente con las noticias; los otros son colaboradores, opinadores lo que incluye a los miles de improvisados en la web.

Y sobre los periodistas esenciales, la investigación de la UNAM confirma lo que por años se estimó empíricamente. Con datos del “Observatorio Laboral” de la Secretaria del Trabajo en 2016 había 31,061 personas empleadas como reporteros o redactores. Es decir, que del total de comunicadores el 15 por ciento son periodistas profesionales.

A la informalidad

Roberto Fuentes Vivar difundió en el portal Almomento.mx que del total de los trabajadores registrados en el sector servicios-medios de comunicación el 34 por ciento han sido lanzados a la informalidad como resultado de una tendencia del mercado que parece irrefrenable.

Él lo dice así: “de 217 mil 438 trabajadores, 141 mil 013 dependen de la razón social para la que laboran”.

Esto es que el 66 por ciento aproximado del total cuenta con los convenios o contratos de trabajo que aseguran estabilidad en el empleo, prestaciones aunque sean mínimas y formalidad respecto a pago de impuestos y otros registros. El resto, 34 por ciento interpreto yo, fueron lanzados al sector servicios, o sea al subempleo.

Su extraordinaria pesquisa prueba también que las tendencias de terciarización son desiguales por tipo de medio; son mucho mayores en la TV y en los diarios impresos.

Refiere que en periódicos, del total de 15 mil 127 personas poco menos de 5 mil ya no son dependientes (fueron retirados formalmente) de una empresa, o sea son “free lancer” o libres de aportar pero por fuera, si es que decidieron seguir laborando en lo que saben.

En transmisión televisiva de 15 mil sólo quedan 737 dependientes.

En revistas menos de la cuarta parte; para producción de TV la cuarta parte; en radio 4 de cada 10.

Todo esto Fuentes Vivar lo interpreta así:

“Como puede observarse, en todo el sector de la información en medios masivos (sector 51 del INEGI), existe una tendencia hacia la terciarización, es decir a cada vez contratar menos personal que dependa directamente de la razón social de la empresa…. aumenta el trabajo por la vía de los recibos de honorarios o de otras empresas de servicios. Incluso hay un buen número de trabajadores en los medios (alrededor de seis mil) que no reciben salario”.

Viene lo peor

El gobierno federal entrante ha anticipado dos medidas que sacudirán drásticamente el mercado de los medios: reducirá a la mitad el gasto público en publicidad y organizará a los periodistas para crearles mejores condiciones laborales (dijo AMLO el 2 de julio). “Aguanten, ya pronto sabrán lo que se prepara”.

En ese marco el reportero Fuente Vivar comentó en artículo: “Aunado a este desolador panorama de las condiciones laborales en el periodismo se encuentra la realidad de los despidos recientes y un futuro poco alentador en el cual se prevé que cientos de profesionales de la comunicación se enfrenten al desempleo si se cumplen algunas de las promesas de Andrés Manuel López Obrador cuando tome posesión…”

Lo que insinúa Fuentes Vivar es compartible porque de cumplirse los anuncios la presidencia del país abrirá otro frente, muy conflictivo, con los propietarios de los medios por reducirles los ingresos y elevarles los costos.

El gasto público en publicidad en todos los niveles en 2018 (federación, estados y municipios) podría llegar a los 25 mil millones de pesos. Si de verdad se reduce a la mitad habrá crisis en la industria, quizá cientos de medios impresos desaparezcan.

Por el otro lado, la creación de un estatuto laboral para periodistas (reformar la ley o un contrato tipo) presionaría a que las empresas consolidadas frenen las tendencias de contratar por honorarios y aumenten sus costos en salarios formales y prestaciones.

Ya teníamos a la profesión más peligrosa, una de las que padece mayores precariedades laboral-profesionales. Malas nuevas, y más las que vienen colegas, en una atmósfera social que no apoya a los periodistas, como también lo documentó el estudio de la CNDH-UNAM, Periodistas perseguidos (http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Informes/Especiales/Estudio-PeriodistasRE-2018.pdf. )

Medios

Medios

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
A %d blogueros les gusta esto: