Sanjuana y el tiradero en Notimex

Miradas de Reportero

Por Rogelio Hernández López

Antes de aceptar el nombramiento como Directora General de Notimex, Sanjuana la periodista, debía saber que la agencia de noticias del Estado Mexicano había decaído en varios aspectos y que su recomposición sería extremadamente difícil.

En presidencia también sabían algunas referencias de la reportera, de su persistencia en investigar casos difíciles, de sus premios y de persecuciones que padeció por varios de sus trabajos.

Pero nadie calculó que estorbarían, para un rescate terso de la agencia, su estilo periodístico controvertible y su estilo personal muy bragado al estilo norteño, de enojo fácil con reacciones bruscas y altisonantes.

Así, en 14 meses ella y la empresa se tornaron en parajes abiertos para la abundancia de quejas justificadas y tiros intencionales de cazadores furtivos.

Para el análisis deben recordarse dos causas generales del tiradero que encontró Sanjuana: estructura mal construida y un sindicato como tranca.

Perfiles erróneos

Todas las corrientes sociológicas recomiendan perfiles directivos para la construcción de instituciones públicas: gente con experiencia en su campo; sensibilidad para la función social; capacidades organizativas con habilidades para crear consensos y, sobre todo, visión para el desarrollo.

Con perfiles cercanos a esa condición, varios directores de la empresa parecían ir en el sendero de construir una agencia informativa y distanciarla poco a poco del ingerencismo gubernamental en la línea editorial.

Entre dificultades, con altas y bajas, sobre todo de presupuestos financieros, aportaron los periodistas Miguel López Azuara y Carlos Ferreyra Carrasco (1982-1983), Héctor Manuel Ezeta (83-88), Raymundo Riva Palacio (88-90), Pablo Hiriart (90-92), Rubén Álvarez (92-94), Jorge Medina Viedas (94-2000). Seis direcciones en 18 años con un sentido similar.

Pero con la alternancia en la Presidencia llegó la inestabilidad. 12 directores en 18 años, del 2000 al 2018. No todos periodistas experimentados, demasiadas visiones y sentidos para desarrollar la agencia. Se perdió el perfil.

Con Vicente Fox: Francisco Ortiz Pinchetti (2000-01), Pedro Tamés (encargado, 01-02), José Antonio Díaz (02-03), Enrique Aranda (03-05), Aurelio Bueno Hernández (05-06).

Con Felipe Calderón: Juan Pablo Muñoz (encargado, 07-08), Sergio Uzeta (07-11), Gabino Trejo Guerrero (encargado 11) y Héctor Villarreal (2011-2012).

Sindicato desfigurado

Desde antes la llegada de Vicente Fox, entre periodistas intercambiábamos datos de cómo la decadencia comenzó desde que tantos directivos inestables y diversos toleraron que el sindicato fuese ocupando vacíos de dirección y se fuera decantando.

Sutnotimex, perdió la esencia como defensor de trabajadores y promotor de la unidad con otro sindicatos y organizaciones por derechos de periodistas y otros trabajadores de la comunicación.

Al iniciar el sexenio de Enrique Peña Nieto, con el encargado de la Dirección, Hugo Morales Galván comenzaron a ser más visibles los conflictos con los dirigentes del sindicato que tomaban decisiones editoriales, controlaban la contratación de profesionales y obtenían recursos fuera del contrato colectivo. Ese perfil de sindicato se consolidó con Alejandro Ramos Esquivel, el director general de 2013 a 2018.

Entonces llegó Sanjuana

“Sanjuana Martínez Montemayor –dice su ficha en Wikipedia– nació en Monterrey en 1963… especializada en el periodismo de investigación. Ha sido reconocida con el Premio Nacional de Periodismo en 2006 y el Premio Ortega y Gasset en 2008”. Fue presentada como Directora General de Notimex el 23 de enero de 2019 y asumió el 21 de marzo.

En esos meses hubo expresiones de descontento, no tantas por su perfil de periodista polémica, sino por el despido de todos los corresponsales en el extranjero a fines de 2018. Ella no intervino para liquidarles, reinstalarlos o sustituirlos.

En julio de 2019, una oleada de quejas, manifestaciones y críticas por despidos masivos, por hacer denuncias penales y en la Función Pública de exdirectivos y de exdirigentes de Sutnotimex.

Al iniciar 2020 más polémicas por litigios en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, por impulsar la creación de otro sindicato, por el estallamiento legal de una huelga legal de Sutnotimex, por el cambio de sede de operaciones a pesar de estar en huelga. Ella acepta que son 300 o más los despedidos.

Las críticas a SanJuana se intensificaron el 3 de mayo por la prolongación de la huelga y por un reporte especial de El Sol de México donde se califica a la agencia como el “patito feo de los medios públicos de México”. Ella mandó una carta de replica que no le publicaron.

Después, el día 12 la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emitió la advertencia de que podría multar a la agencia con más de los 400 mil pesos “de no parar sus operaciones”. Le recordó que la huelga (estallada el 21 de febrero) fue declarada “legalmente existente” el 4 de marzo.

El mismo día circuló una denuncia de la organización de origen inglés Artículo 19, Aristegui Noticias y Signa_Lab[1] del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), porque “tienen en su poder información y testimonios coincidentes que señalan que personas directivas de la Agencia de Noticias del Estado (Notimex) realizan acciones coordinadas en redes sociales para acosar y agredir periodistas y extrabajadores que consideran “adversarias”.

Sus primeras defensas públicas

Ambos asuntos atizaron más los señalamientos a Sanjuana y ahora sí respondió abiertamente al aceptar entrevistas con Carmen Aristegui, Julio Astillero y Luis Guillermo Hernández para el canal digital RompevientoTV. En todas negó que alguien de su administración realizará “guerra sucia” en redes sociales contra nadie y al contrario que ella sufría ese “golpeteó y que lo había denunciado en la fiscalía general de la república. Falta esa investigación oficial.

Pero no bajaron las críticas. El jueves 14 en el portal digital de la agencia se emitió un comunicado oficial con el título: El precio que hay que pagar por combatir la corrupción, donde se resumen sus argumentos extendidos en las entrevistas, especialmente contra los líderes del Sutnotimex. Lo siguiente es una selección:

“La primera anomalía que afrontamos es que no hubo entrega-recepción del anterior director, Alejandro Ramos.

“…se inició la investigación de los contratos de servicios de equipamiento técnico como mobiliario, computadoras y teléfonos. Todos tenían un sobreprecio de más del 100 por ciento.

“ (…) Al iniciar la revisión de la relación de Notimex con el Sindicato … identificamos pagos al líder vitalicio Conrado García Velasco, en los últimos años, por concepto de “ayuda al sindicato”, que iban desde 150 mil hasta 500 mil pesos al mes.

“”El líder vitalicio tenía más de 20 familiares en (la nómina), incluidas sus parejas sentimentales

“En el último año, el líder vitalicio acompañó al director Alejandro Ramos a distintos viajes. San Petersburgo, Vietnam, Teherán, Punta Cana, Milán, Londres, Beijing, Hong Kong y Madrid ….

“la Secretaría de la Función Pública (SFP), abrió tres investigaciones: uso indebido de recursos públicos, conflicto de interés y tráfico de influencias.

“…detectamos una lista de más de 60 aviadores; otra de gente cercana al sindicato o de su Comité Ejecutivo, que cobraban, pero llevaban entre tres y cinco años sin pisar la redacción; …

“… interpusimos denuncias penales contra Conrado García y otros ex trabajadores: CEDAC-017458-2019-01 sobre el robo al erario, FED/CDMX/PSE/2525/2020 por el posible desvío de recursos y PGR/DDF/SPE-XV/2624.

“…A pesar de no haber realizado ninguna asamblea ni mucho menos elecciones, la Secretaría del Trabajo, a cargo de Luisa María Alcalde, le entregó la Toma de Nota (A Adriana Urrea). Luego sabríamos que el papá de la funcionaria, el abogado laboralista Arturo Alcalde, es asesor del sindicato mafioso de Notimex.”

Es parte de la versión de la Directora General de Notimex.

La huelga sigue. Algunos diputados y Senadores de Morena emitieron estos días sendos pronunciamientos para defender que la agencia no suspenda actividades “por el bien mayor de la ciudadanía que necesita estar informada”, lo que se opone a las instrucciones de la Junta de Conciliación de respetar la huelga como un derecho laboral constitucional. Los conflictos seguirán.

Notimex, comenta este reportero, tiene que continuar con su construcción como agencia de información del Estado. Un Consejo ciudadano de a deveras ayudaría a limpiar y ordenar su institucionalización como tal, también a cuidar que los modos o estilos personales de directivos o de líderes sindicales no estorben a su misión de realizar un periodismo profesional, no lucrativo, al servicio de la ciudadanía, sin propaganda a empresas, partidos o servidores públicos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*