off

Fiebre alta, taquicardia y dolor abdominal síntomas de enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) comprende dos tipos de enfermedades crónicas que afectan al intestino: la colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC). Ambas con síntomas característicos, los cuales durar un tiempo y aunque generalmente reaparecen a lo largo de los años, los pacientes suelen tener periodos sin síntomas en los que pueden hacer una vida normal.

El titular de la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas del IMSS, Juan Pablo Matadamas Ortiz, informó que en la CU se produce una inflamación en forma de úlceras más o menos profundas en función de la gravedad de la enfermedad,  pero sin sobrepasar las paredes del tubo digestivo, localizadas en la mucosa del intestino grueso (colon) y con mucha frecuencia también en el recto.

Mientras que en la EC aunque también afecta muy a menudo al intestino grueso es frecuente que afecte el tramo final del intestino delgado y además, puede producir inflamación de cualquier zona del tubo digestivo desde la boca hasta el ano.

En ambas la inflamación empieza con unas llagas que con el tiempo pueden ulcerarse y evolucionar a estrecheces de la pared del tubo digestivo o a fístulas, que a veces pueden atravesar todas sus capas y alcanzar otras estructuras cercanas.

Matadamas Ortiz índico que en ambas los síntomas varían en relación a la gravedad de la enfermedad, suelen comenzar poco a poco y a veces pasan meses hasta que el paciente decide consultar al médico.

Los más importantes son la diarrea de heces mezcladas con sangre y en ocasiones moco, que produce dolor cuando pasa por el ano y después alivia. Las ganas de defecar a veces se sienten con mucha necesidad. Son frecuentes los retortijones localizados en la parte inferior izquierda del abdomen y en ocasiones reproducen hemorragias por el ano sin deposiciones. Si la enfermedad se localiza en la zona del recto puede haber estreñimiento en vez de diarrea.

Algunos pacientes presentan síntomas graves en el transcurso de la enfermedad, que obligan al ingreso en el hospital, como son la diarrea de más de 6 deposiciones al día con sangre, fiebre alta, taquicardia y dolor abdominal por la dilatación del intestino grueso. Dijo Matadamas Ortiz.

De igual forma el jefe de Prestaciones Médicas del IMSS refiere que es muy importante que si le han diagnosticado de una EII siga las medidas generales que se le indican su médico, porque además de aliviar sus síntomas, pueden evitar futuros brotes de la enfermedad así como posibles complicaciones y en definitiva pueden mejorar el pronóstico de la enfermedad.

Por último exhorta a la población acudir a su médico si se presentan molestias frecuentes del intestino, de igual forma alerta del peligro de tomar medicamentos o productos que no le haya prescrito su médico.

IMSS Oaxaca

IMSS Oaxaca

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
off
A %d blogueros les gusta esto: