Guelaguetza: negocio, corrupción y discriminación de delegaciones

Un boleto para el espectáculo folclórico se oferta hasta en 35 mil pesos

Metztli Beltrán.

Cada año en el mes de julio Oaxaca se viste de gala y orgullo al dar a conocer los principales bailables, tradiciones y gastronomía regional en la máxima fiesta de los oaxaqueños “La Guelaguetza”, espectáculo folclórico cultural y milenario donde cada delegación que representa una de las ocho regiones del Estado hace en cuatro funciones repartidas en dos lunes en el Auditorio Guelaguetza.

Antes de que el espectáculo cobrara especial fama nacional e internacional, la rotonda de las azucenas, nombrada así por la flor silvestre que cubría las faldas del Cerro del Fortín, recibía la visita de los músicos, danzantes y bailarinas que daban muestra de su talento en cada coreografía de la Guelaguetza, donde los oaxaqueños y visitantes disfrutaban gratis del talento y las ofrendas de comida y bebidas que se otorgaba como muestra de hospitalidad a quienes aplaudían cada baile.

Desde hace unas décadas “La fiesta máxima de los oaxaqueños” se ha envuelto en corrupción, discriminación y en un negocio para unos cuantos que se ha reflejado actualmente en la reventa de los boletos, cuyos costos han superado los 35 mil pesos por boleto en las redes sociales y páginas de internet. Hechos que fueron denunciados ante la Secretaria de Turismo a cargo de Juan Carlos Rivera, quien manifestó ante medios de comunicación que se está investigando el caso, sin embargo, a un mes de iniciar la Guelaguetza no se ha informado sobre la venta de ese boletaje de 110 accesos.

En ese sentido y ante la denuncia de la reventa, el Congreso de Oaxaca, cito a comparecer a Juan Carlos Rivera para explicar el tema a detalle.

Ante ello, los ciudadanos hacen la crítica de que cada año es una discriminación total para los oaxaqueños el poder disfrutar del espectáculo, debido a que tienen que pasar la noche para hacer una fila interminable, sufrir las inclemencias del tiempo y donde la mayoría queda fuera, pues la capacidad gratuita se restringe a menos de una de las cuatro zonas en que se divide el Auditorio.

“Se ha vuelto y negocio redondo de unos cuantos, gastan en traer actores y actrices con todos los gastos pagados y con muchos lujos, pero a nosotros nos tratan con la punta del pie siendo oaxaqueños, además de que no sabemos a dónde se van esos millones de pesos, hay mucha corrupción”, denunció Ana Zavaleta, empresaria oaxaqueña.

Por otra parte, en esta edición número 87, quedan fuera las delegaciones de Villa Hidalgo Yalalag, Tlacolula de Matamoros, Santo Domingo Tehuantepec, Juchitán de Zaragoza, Santa Catarina Juquila y San Melchor Betaza. La razón por parte de Sectur y Seculta es por “no bailar mejor que las otras delegaciones”, palabras que fueron señaladas como racistas por parte de la comunidad de San Melchor Betaza.

De esta última comunidad zapoteca perteneciente a la Sierra Norte, tierra natal del compositor musical Narciso Lico Carrillo, quien entre sus múltiples obras regaló a sus paisanos “Sones y Jarabes de Betaza”, cuadro coreográfico fundador de la Guelaguetza al estar presente cada edición de forma ininterrumpida, se dio a conocer un fuerte pronunciamiento por parte del Presidente Municipal, Onésimo Santiago Vásquez y el representante del Comité de betaceños de Oaxaca, Efraín Solano Alinarez, donde señalaron lo siguiente:

“Excluirnos de la fiesta de los “Lunes del Cerro” es un mensaje racista del revendedor de boletos Juan Carlos Rivera y de la directora de Seculta, estan tan inseguros de sí mismos que necesitan demostrarnos que son superiores. Es también un mensaje de ignorancia y desprecio. La pregunta es, ¿conocerán y entenderán estos honorables personajes, desde la comodidad de sus mullidos sillones lo que es un tequio o un servicio de cargo gratuito? ¿Habrán caminado en alguna ocasión los valles y montañas de nuestro estado para saber del significado de las ceremonias sagradas en nuestros pueblos?”.

Donde agregaron:

“Y qué decir del “Comitecito de autenticidad” que con sus manitas sedosas y perfumadas llegan a nuestras comunidades levantando polvo en lujosas camionetas, según a calificar las tradiciones y cultura de nuestros milenarios pueblos, ¿Quién los autentifica a ellos? No somos pueblo sumiso, la Guelaguetza no es del gobierno y no nos van a excluir de nuestra fiesta. ¡No aceptamos su veto!. Gobernador, usted se va pronto con sus aprendices, nuestros pueblos persistirán”.

Cabe resaltar que el Comité de Autenticidad es el encargado de elegir a las 42 delegaciones participantes de la Guelaguetza, luego de visitar solo 72 de los 83 Municipios aspirantes, donde de acuerdo a sus declaraciones “no todos cumplieron con los requisitos por eso quedaron fuera”.

Guelaguetza

Guelaguetza

 

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
A %d blogueros les gusta esto: