off

LLAMAMIENTO A LA GRAN COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Por Evelio Bautista Torres

Profesor en la Facultad de Derecho

Como cíclicamente sucede empiezan a mostrarse inquietudes por la elección del futuro Rector de la Máxima Casa de Estudios del Estado de Oaxaca, incluso algunas airadas y turbulentas. Por supuesto ya que se trata de escoger al titular del puesto público-académico más trascendente al grado que, como acaece en otras 17 entidades del país; Guerrero, Puebla, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Sonora, Guanajuato, San Luis Potosí, Nuevo León, Veracruz etc. el cargo es equiparable a la gubernatura. Con palabras del Abogado Raymundo López Vásquez, por hoy, flamante magistrado comicial “comparadas con la rectoría, todos los demás cargos públicos, de los tres niveles son simples chambitas”.

Pues bien, el formato jurídico que rige ese fenómeno electoral se basa en los lineamientos previstos en la Ley Orgánica Universitaria. Los aspirantes calificados e inscritos en la justa propagarán su ideario y al final, el voto universal, directo y secreto de sus componentes zanjará la competencia. Según se ve se trata de un procedimiento Sartoriano que lo vilipendia el vulgo, pero es el rol más paritario contemplado hasta la fecha el cual más temprano que tarde debe adoptar la misma UNAM y demás clásicas y genuinas universidades. Las estatales.

Esto resulta lógico pues históricamente, como ya lo hemos divulgado fue a instancias y cruentas movilizaciones y combates de la juventud demócrata como se obtuvo en el año 1013, la fundación en París de la primera Universidad formal del mundo, “La Sorbona”. De ahí la animosidad y hasta tensión de ésta especie de concurso paralelo al que va en pos de la gubernatura local. Nos lo indican los acontecimientos y hasta trifulcas entre los aspirantes y partidos que los postulan.

El notable sociólogo Porfirio Santibañez en 2 recientes “entregas” publicadas por un diario citadino bajo el título “Cual es el futuro de la UABJO? ” formula un repaso historicista y crítico del tópico que nos ocupa y exhorta principalmente a los líderes estudiantiles, a los docentes y administradores para sentarse a dialogar con inteligencia y madurez para convenir las premisas del proceso de elección. Ojalá que las huestes que secundan o azuzan al cirujano Amilcar Taurino Sosa entre los que –se comenta- participan dos ex-Rectores comprendan que el cambio que proponen, pero lamentablemente con exigencia rijosa se supedite al iusprocedimeinto establecido. El que ya se inició con la nominación ayer en la Escuela de Bellas Artes, del Comité Electoral respectivo.

Hace aproximadamente 12 años con entusiasmo y esperanzas y en la casona del catedrático Jaime Mayoral Gómez se conformó el Sindicato Universitario de maestros o SUMA. Con disidentes del STAUO !. Casualmente el actual Rector y los profesores Maurilio Mayoral y Víctor Raúl Martínez Vásquez propusieron sus siglas y su lema y se nominó como su primer secretario al abogado Abraham Martínez Alavéz (AMA en lo subsiguiente) por una especie de recurso compensatorio. Si el STAUO estaba al mando de la ex-Rectora Leticia Eugenia Mendoza Toro, el reciente sindicato requería ser encabezado por el ex-Rector AMA; reconocido por si innegable tacto, perspicacia e intuición política.

Que a partir de ese episodio el SUMA se haya convertido en la simiente de tres sucesivos rectores: Francisco Martínez Neri, Rafael Torres Valdes y Eduardo Martínez Helmes fue un

resultado natural: Por el ideario programático del naciente gremio, sus militantes y dirigentes. El intenso proselitismo en las campañas y las cualidades personales de los prospectos. Me consta que los dos primeros como lo dijera con su proverbial elegancia el Mtro. Evencio Nicolás Martínez “fueron hechura de Abraham”. Este, efectivamente fue el gestor directo de su elevación al escaño rectoral y no digamos del de su vástago. De ahí que si Torres y Neri cuentan hoy con “causas fundadas” para distanciarse y aún rivalizar con su antiguo mentor, manifiéstense con ponderación, sin felonías. Ambos fueron mis discípulos y les he reconocido prestancia. La exhibición oficiosa de “mantas” en que se pinta a AMA como jefe de una “Realeza” refleja un espíritu chocarrero y superficial. Nó requiere mi “defensa” pero, como su casi contemporáneo compañero, testifico que su origen, trayectoria y carácter desentonan con esas chanzas. Incluso son memorables las severas viscicitudes e infortunios que ha padecido por su activismo pro-universitario. Así que sus presuntos yerros característicos de la “condición humana” según famosa frase de Cicerón y no de Murat resultan dirimibles. Pero insisto están abiertas y libres las vías para competir en la lisa que se avecina. No hay otra alternativa.

Evitemos eso si las polarizaciones violentas e innecesarias, demos por superadas esas épocas y también el desmembramiento de nuestra bicentenaria e Ilustre Institución. Así como antaño, por un conflicto al que faltó voluntad de solución, se desliga de la UNAM la ahora denominada Escuela Libre de Derecho; nosotros, por motivaciones semejantes vimos dividirse la Escuela de Arquitectura en 2 vertientes, la de CU y la de 5 de Mayo! y en 1977 la fuga de un contingente de compañeros “inconformes”, tras varios descalabros erigieron otro plantel. Dislocaciones que produjeron escaramuzas, choques sangrientos con la intromisión de la fuerza pública y los consiguientes crímenes contra la vida y la libertad principalmente de jóvenes. Como sucedió –toda proporción guardada- en la Plaza de las 3 Culturas en 1968 y en Iguala-Ayotzinapa recientemente. El gobernador interino Eliseo Jiménez alardeaba que a esos “revoltosos”, nada más se los tragaba el mar!. Sucederá esto aún?

Concomitantemente insto con toda cortesía al Rector instruya al abogado general para que se desista en lo procedente de la denuncia entablada contra Sosa y secuaces. Por mi desempeño en el penintenciarismo teórico (docencia) y práctico (función pública) y hasta inculpado con frecuencia el suscribiente, por ese tipo de querellas que abundan en el itinerario de todo conflicto político presumo que el odontólogo perderá el sueño y la serenidad y, el nerviosismo lo conducirá a otras desbocadas pendencias y tropelías, como nuevas “tomas” vandalismos y estropicios.

Tengamos presente que según Martínez Sobral, “problema es toda cuestión por resolverse, no por complicarse”. Pero sobre todo que el interés preponderante al seno de la Universidad pertenece a los estudiantes –que como lo hemos evocado- son los fundadores históricos de la Institución y ante el cual, el de los docentes, autoridades y otros terceros, frecuentemente exorbitantes y mezquinos, poco significan.

Recordemos que hay asuntos que requieren la atención unificada de la Comunidad Universitaria. Tales como la consolidación de los programas curriculares o de estudio, la erección del Hospital y el Teatro Universitario. También urge discutir se restauren los cursos anuales que fueron degradados por los “semestrales”, evitar los ya proyectados estándares homologados de los docentes lo cual es equiparable a la implantación, hasta

con el auxilio de la soldadesca, de la pseudo reforma educativa del área básica. Máxime que, por hoy, en el ámbito universitario no se poseen los arreos característicos del combativo magisterio que enseña “las primeras letras”.

Suscribo esta nota al cálami currenti y por lo mismo ha resultado profusa, confusa y hasta difusa, vicio que me señalaba el maestro Nestor Sánchez pero que me ha sido difícil erradicar. Pero la redacto como decano, apartándome de sensiblerías; con toda consideración, respetuosamente, como adversario jurado de “la mano dura” y las expulsiones definitivas (equiparables a la abolida pena de muerte).

Recordando la frase de Unamuno (?) “La Universidad no es un jardín de rosas sino de roces” gracias a su pluralidad ideológica, poseo la convicción que éste disenso se consumará empleando las neuronas en vez de las hormonas. Dialécticamente siguen forjándose en su seno exponentes destacados y con merecimientos; para conducir con talento, nobleza, probidad y valor civil su administración inminente.

Banda de Guerra de los Universitarios

 Universitarios

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
off
A %d blogueros les gusta esto: