Dejar el Tik-Tok y cumplir con el objetivo del bien común en esta etapa crítica: los oaxaqueños

Julisa Sánchez

Luego de concluir las campañas políticas, el diagnóstico social en la entidad oaxaqueña es devastador, así lo confirman las diversas demandas sociales en materia de seguridad, justicia, economía y educación, principalmente, en ese sentido, las propuestas de bienestar y de rescate de Oaxaca, fueron la bandera de los que buscan un lugar en el Congreso Federal, Local y las Presidencias Municipales. Sin embargo, olvidaron en sus propuestas a uno de los sectores más sensibles de la sociedad, la familia.

Miseria extrema en al menos ocho municipios de Oaxaca, según datos de la Secretaría de Bienestar, sumando a ello que un 60 por ciento de las comunidades viven en pobreza y sin los servicios básicos. Es decir, no existe o no se observa la materialización de los beneficios que desde hace cuatro años se expresaron desde un set de televisión, durante la toma de protesta del mandatario oaxaqueño, Alejando Murat Hinojosa, pero también de los objetivos en el poder legislativo, judicial y de las administraciones municipales actuales.

Bastaron 60 días de campaña para exhibir en discursos, videos, fotografías, trípticos, espectaculares, panfletos y perifoneo la difícil situación que existe actualmente en Oaxaca y que se agudizó por la pandemia del Covid-19, situación que mantiene a la población con un sentimiento de abandono por sus autoridades, exhibidos en los múltiples comentarios en las redes sociales, exigencias que solicitan cambien sus “estrategias políticas”.

Mientras tanto, los representes del Gobierno Estatal, como un ejemplo, el sector del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que ha dejado a un lado la visión y misión enfocada a instrumentar, promover, ejecutar programas y acciones de excelencia en materia de asistencia social que aseguren la protección integral de la familia, para dedicarse al 100 por ciento a utilizar la red social Tik-Tok para la promoción de la imagen de la Presidenta Honoraria del DIF, Ivette Morán de Murat.

Videos de lugares turísticos, paisajes, gastronomía, textiles y artesanías, son los escenarios en donde destaca unicamente la figura de la representante del DIF a nivel internacional, utilizando un escuadrón de producción de hasta 25 personas.

Estos cuadros publicitarios competen y son responsabilidad por su naturaleza a la Secretaría de Turismo, principalmente. Dependencia que recibe un recurso millonario para promocionar a Oaxaca a nivel mundial.

Mientras tanto, más de 300 indigentes en su mayoría jóvenes, caminan en las calles de la ciudad de Oaxaca, buscado alimento y agua en basureros, mercados y parques públicos, así mismo, familias en pobreza que habitan las colonias, agencias de la capital y municipios del Estado se encuentran lejos de los beneficios reales de este sistema de desarrollo. Esforzando todos los días para lograr un pequeño ingreso que se destina a medicinas y alimentación.

Estos escenarios son aprovechados por políticos que pactan recursos económicos a cambio de depositar votos a su favor, una realidad que no termina y que se prolonga trienio tras trienio y que se hace una práctica que perjudica a la democracia.

Por ello, los ciudadanos, esperan que las autoridades actuales dejen a un lado la moda de las redes sociales y se pongan a trabajar por el progreso en Oaxaca, por un bien común que es el objetivo principal del Estado en su definición.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*