Con relación a los presuntos despidos injustificados en Oaxaca, el Programa IMSS-BIENESTAR, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informa:

· Para enfrentar la emergencia sanitaria por COVID-19, el Programa IMSS-BIENESTAR llevó a cabo la contratación de cinco médicos generales y cinco enfermeras generales para la estrategia TRIAGE, a través de las Unidades instaladas en los nueve Hospitales Rurales (HR) de la Oficina de Representación Oaxaca; de conformidad con el Artículo 35 de la Ley Federal del Trabajo.

· El periodo de contratación en todos los casos fue del 01 de abril al 31 de agosto de 2020, el cual fue aceptado por cada trabajador a tiempo determinado, con firma autógrafa de consentimiento. Ningún contrato se dio por terminado anticipadamente.

· Debido a que, a finales de agosto, el número de consultas disminuyó en los módulos y al día se daban en promedio seis consultas, la mayoría de éstas por la mañana, las unidades médicas regresaron a su origen: recorrer dos veces por mes la visita a 12 comunidades de menos de mil habitantes, con un médico, una enfermera y un promotor de acción comunitaria.

· Al resto del personal médico, uno más por HR, se les amplió el contrato hasta el 31 de diciembre en el filtro de enfermedades respiratorias, que permanecerá en funcionamiento. Por otra parte, al personal de enfermería les son asignados contratos conforme a las necesidades de cobertura por personal vulnerable, en apego al Acuerdo IMSS-SNTSS.

· El personal médico restante está considerado para la cobertura de las 32 Unidades Médicas Rurales (UMR) que observan ausencia de médico pasante, sujeto a la disponibilidad presupuestaria.

El Programa IMSS-BIENESTAR valora y reconoce la colaboración del personal emergente que ayudó en la contención de la emergencia sanitaria.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*