Venustiano Carranza, una cancha para el pueblo

Carlos Pizarro.

El “Venustiano Carranza” actualmente conocido como “El Polideportivo”, es un recinto deportivo de más de 100 años de existencia, ubicado en la ciudad de Oaxaca a un lado del Gimnasio “Ricardo Flores Magón”, fue remodelado en el año 2016 con una suma total de 382 millones de pesos, según lo anunció el exgobernador Gabino Cué Monteagudo.

Actualmente, la coordinación de los espacios y uso de instalaciones está a cargo de la Secretaría de Administración del Gobierno del Estado.

En tanto, después de 4 años de tener actividad sobre su infraestructura, apenas se está volviendo a componer el mal estado de las canchas, de igual manera desde que se convirtió en el “polideportivo” no duró ni un año el buen estado de las instalaciones, pero tampoco recibió el mantenimiento a tiempo, aún con los cobros de inscripción, mensualidades y consultas internas del uso del gimnasio, así como cuotas por el uso de las canchas, el pago por servicio de estacionamiento y el derecho de piso de los ambulantes para poder permanecer en los accesos. Sin tener claro hasta el momento el destino de todos estos cobros por cuatro años a los usuarios del complejo deportivo.

Además, sus cuatro tres canchas alfombradas solo estuvieron disponibles al inicio de su inauguración, ya que después fueron acaparadas por futbolistas “de ascenso a la división profesional”, en su mayoría extranjeros y ajenos al Estado, quienes las ocupaban día y noche como propias para cumplir sus jornadas de entrenamientos, lo que dejaba muy poco o nada de tiempo libre para el público en general, niños y jóvenes de escasos recursos que no podían pagar el derecho de piso, obviamente esta situación dejó gran indignación en los oaxaqueños que antes se daban cita en ese espacio público, ahora privatizado.

Al día de hoy, la creación de un nuevo equipo en Oaxaca, para competir en la nueva liga nacional de futbol, pretende acaparar toda la infraestructura deportiva del “polideportivo”, en otras palabras ya no habrá horarios cómodos para todos los amantes del balompié y otras disciplinas, hecho que ha despertando inconformidades y denuncias de ciudadanos deportistas, principalmente que observan como reparara de manera urgente las alfombras dañadas, acción que no había ocurrido en muchos años ante las peticiones de los ocupantes.

Cabe destacar que las reparaciones exprés no llegaron a la cancha principal, que lucía el pasto del Estadio “Benito Juárez”, demolido para dar paso al Centro de Convenciones de Oaxaca. Hoy el terreno principal es de tierra ante la falta de mantenimiento del área verde, sin que exista un proyecto de rescate hasta el momento.

Lo cierto es que las autoridades responsables del deporte en la entidad (INCUDE), se excusan ante la no responsabilidad, sin embargo, Oaxaca cuenta con la peor infraestructura deportiva del País.

De igual manera, el Gimnasio “Ricardo Flores Magón”, donde recientemente se intervino la fachada con más de 70 millones de pesos, por el Instituto de Cultura Física y Deporte de Oaxaca (INCUDE), también se pretende montar un costo para el ingreso a sus instalaciones, siendo gratuito por varios años.

Cabe señalar que los campos de fútbol del “Venus” siempre han sido de acceso público, además de efectuarse diversos torneos a través de los años, desde categorías infantiles hasta amateurs, o simplemente aficionados, ha sido punto de encuentro de miles de familias, atletas, vendedores y cualquier tipo de persona que ha pisado el recinto deportivo para divertirse, entrenar y tener tiempo de calidad con el deporte.

Desapareció el pasto del Benito Juárez

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*