Resuena el barroco europeo en el órgano histórico de Tlaxiaco

Omar Santiago Ricárdez

Con obras del barroco italiano y español de autores como Girolamo Cavazzoni y Antonio de Cabezón el órgano histórico de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco se dejó escuchar el fin de semana durante las celebraciones de la fiesta patronal en honor a La Asunción.  

Aunado al sonido del órgano se dejó escuchar la música vocal de la soprano Mariana Tello, quien interpretó, entre otros, “El Angelus”, “Salve Regina” y “Ave Regina Caelorum”, todas antífonas gregorianas. 

A pesar de la contingencia sanitaria por propagación de Covid-19 las personas de la localidad no quisieron pasar desapercibida la fiesta patronal y, aunque no hubo convivencia o la tradicional comida de mayordomos, como tampoco los más de cuatro kilómetros de tapetes para recorrer en procesión por las principales calles de la población, la celebración eucarística se llevó a cabo con los debidos lineamientos sanitarios.  

Al mediodía se realizó la misa concelebrada y la voz del órgano histórico, que data del siglo XVIII tardío, se hizo sonar con repertorio que fue desde las antífonas marianas gregorianas, hasta la misa tradicional con cantos conocidos.  

La misa fue ecualizada para que ser escuchada por toda el poblado mixteco a través de la radiodifusora local, además de las diversas redes sociales.  

La gente de Tlaxiaco hizo gala de una organización admirable pese a las circunstancias y consecuencias de la actual pandemia; sacó ánimos y recursos para hacer la celebración con un reducido número de fieles presenciales.  

Con cincuenta personas en el templo, ocupando alternamente cada dos bancas de la iglesia un par de personas, y con los protocolos indicados, fue ocupado el recinto. La aplicación de gel antibacterial, toma de temperatura y uso tapetes sanitizantes y cubrebocas fue obligatorio. 

Al termino de la misa el sonido del órgano, en manos de Margarita Santiago Ricádez, y la voz de Mariana Tello nuevamente se escucharon con la interpretación de las diferentes autorías del “Ave María”, que donó diversos cantos marianos.  

Cabe recordar que el órgano es de fachada neoclásica, de estilo ibérico y es fijo de ocho pie, es decir, posee un tubo más grande, con 2.5 metros aproximadamente, con temperamento mesotónico (sistema que data del renacimiento) y que da a estos órganos tubulares un color especial de sonido. 

Igualmente posee un solo teclado de 47 teclas y registros partidos (qué hacen posible dividir al teclado a la mitad, siendo posible seleccionar determinados sonidos de uno y otro lado, según al gusto y criterio del organista), con tres fuelles de cuña ubicados en un cuarto separado detrás del órgano, que fue restaurado en 2002 por el francés Pascual Quoirin. 

La madrina de música en esta ocasión fue Efy Bautista, quien tiene una gran devoción a la virgen de La Asunción y que tuvo la preocupación de que sonara el órgano de su localidad. 

Su interés fue preservar el uso del instrumento, así como dar vida en esta pandemia a las actividades musicales del lugar. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*