14 mil contagios y más de mil 300 defunciones por Covid-19 en Oaxaca

Julisa Sánchez

A seis meses de pandemia en el País, Oaxaca registra en las estadísticas de la Secretaría de Salud (SS) a nivel federal y en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), más de 14 mil contagios y ya supera las mil 300 defunciones a causa del Covid-19 (coronavirus).

A pesar de iniciar el semáforo epidemiológico amarillo en la entidad oaxaqueña el pasado lunes 31 de agosto, el riesgo de contagio continúa en los mismos porcentajes de 100 por ciento o más por día, lo que ha provocado que en una semana se registren mil contagios.

Las cifras que presentan las autoridades de la salud no coinciden con los casos reales de coronavirus, ya que en los hospitales públicos no cuentan con las pruebas suficientes para detectar el Covid-19, por lo que muchos casos no son reportados a los cuadernos oficiales.

De la misma manera, la falta de medicamentos, equipo, camas y personal en el sector salud en sus diferentes niveles estatal y federal, han generado múltiples protestas en los nosocomios de la entidad, mismas que hasta la fecha no han sido atendidas.

Mientras tanto, la actividad social en las 8 regiones ha tomado ruta de semáforo verde desde hace semanas, lo anterior ante la falta de seriedad de las autoridades al mantener en confinamiento a los oaxaqueños, sin que las medidas sanitarias implementadas tengan resultados efectivos, si no por el contrario, los casos siguen a la alza.

Por otra parte, la Comisión Permanente de Salud del H. Congreso de Oaxaca, alertó el pasado mes de junio que los contagios pueden estar por arriba de los 100 mil en la entidad, basando sus resultados en los métodos que utiliza la Organización Panamericana de la Salud y la Secretaria de Salud de México.

En ese sentido, la comisión de diputados señaló que el personal de los SSO labora en un 50 por ciento. Por lo que la atención es deficiente.

Sin derecho a la salud

En México y primordialmente Oaxaca, no se garantiza el derecho universal a la salud pública, donde la atención se niega o no se puede dar debido a las carencias que enfrenta el sector salud, sin que los legisladores manden a llamar a cuentas a los funcionarios responsables, por lo que bajo la impunidad e ignorancia de los ciudadanos tienen que pagar consultas médicas particulares y otros menos afortunados, solo esperan a que pase el virus y no se complique, de lo contrario el final será fatídico.

Además, el personal médico no tiene la protección de un sistema eficaz a pesar del alto riesgo de contagio, donde incluso Amnistía Internacional (AI) reconoció a México como el país con más médicos muertos contagiados por coronavirus, de los 7 mil profesionales de la salud, mil 320 eran mexicanos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*