Extensión del ambulantaje y el desorden para Francisco Martínez Neri

Julisa Sánchez

A poco menos de 4 meses de concluir la administración municipal de Oswaldo García Jarquín, Oaxaca de Juárez se encuentra en el desorden e inseguridad, situación que deja en el olvido aquellas promesas hechas durante el discurso del pasado 1 de enero en la Plaza de la Danza, en resumen la paz y el progreso para los capitalinos nuevamente se escriben en el engaño de la historia de Oaxaca.

Tres años de Gobierno han transcurrido en donde las malas prácticas se continuaron haciendo efectivas durante la gestión de García Jarquín, como lo fue con sus antecesores, José Antonio Hernández Fraguas, Luis Ugartechea Begué y Javier Villacaña Jiménez, más de una década que la capital ha crecido en corrupción, inseguridad, una economía tronada, y el desorden que impera en las principales calles del Centro Histórico, Patrimonio Cultural de la Humanidad, de la misma manera, la falta de obra, luz y servicios básicos en las Agencias y colonias, sin contar el pésimo estado de las calles y avenidas que dan la bienvenida a los visitantes a uno de los destinos más importantes del País.

Todo este desorden será la agenda del nuevo presidente municipal por parte del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Francisco Martínez Neri, contador y ex rector de la UABJO que hasta el momento no hace presencia en las agendas de entrega-recepción.

Martínez Neri, quien tomará las riendas a partir del 1 de enero del 2022, tendrá un trabajo arduo de ordenamiento y una agenda complicada en temas de agua potable, rescate de parques públicos, vialidad, economía, salud, ecología y seguridad, principalmente.

Francisco Martínez Neri y Oswaldo García Jarquín
Francisco Martínez Neri y Oswaldo García Jarquín

Un comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*