La descendencia Murat conoce la pobreza

Gregorio García

En un acto de generosidad, la familia Murat arribó por la tarde de ayer a una de las colonias con mayor marginación de Tlacolula de Matamoros, comunidad con bajo desarrollo que se ubica a 30 minutos de la ciudad capital, con la intensión de llevar juguetes, una andadera y apoyos para el niño Angelito, quien sufre del síndrome encefálico desde su nacimiento.

Ivett Morán de Murat acompañada de sus tres hijos, se mostraron en fotografías de la red social del Sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), cargando las donaciones para el pequeño Angelito. Caminando por calles de tierra y sobre el cerro de Tlacolula, las imágenes denotan la pobreza en la que viven cientos de familias, en donde los servicios básicos son precarios, una realidad que se extiende a las Ocho Regiones del Estado.

Tlacolula, solo fue una muestra de la necesidades que se mantiene en los 570 municipios, en algunos, la miseria es extrema.

En redes sociales, los comentarios críticos no se hicieron esperar, ante la denuncia y demanda de un mejor bienestar para las miles de familias oaxaqueñas.

Cabe señalar que la entidad continúa en último lugar de desarrollo a nivel nacional, atravesando por una severa crisis en salud, económica, seguridad y justicia.

Los Murat
Los Murat. Foto: DIF Estatal

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*