Desobedecen autoridades amparo contra decreto de COVID-19 en Oaxaca

Continúan exigiendo uso de cubreboca en cercos de reducción de movilidad

Julisa Sánchez.

El Juzgado Decimoprimero de Distrito del Estado de Oaxaca, bajo el expediente 339/2020, concedió el amparo y protección de la justicia federal al Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha, que deja sin efectos el decreto estatal emitido y publicado por el Gobierno de Oaxaca el pasado 22 de abril en el Diario Oficial, donde se obligaba a los oaxaqueños utilizar el cubreboca en la vía pública, o de lo contrario se realizaría el arresto de 36 horas y el cobro de una sanción económica.

La demanda señaló: “El actual contexto de emergencia sanitaria en el que se presenta la demanda, permite establecer que se trata de un caso urgente… Los derechos humanos en juego y la trascendencia de la eventual transgresión y consecuencias que pudiera traer la espera a la conclusión del periodo de contingencia…”.

Además se agregó:

“La acción se consideró violatoria a las garantías individuales y al derecho del libre tránsito. El amparo se tramitó bajo la figura de interés legítimo”, por lo que el juzgado señaló que se concedía el amparo debido a que el mandatario estatal excedió sus facultades, ya que el único que puede realizar una acción así es el Presidente de la República Mexicana.

En el texto legal se responsabilizaron a varias autoridades estatales: Congreso del Estado, Gobernador, Secretario General de Gobierno, Director encargado de publicar el Periódico oficial, Titular y Director de consulta normativa y prospectiva legislativa, ambas figuras de la Consejería Jurídica de consulta normativa.

En tanto, a pesar de ser una orden federal, muchos servidores públicos aun no tienen conocimiento del mismo y durante los operativos o cercos de reducción de movilidad han realizado “arrestos” y detenciones a personas que no portan el cubreboca, de los cuales no se tienen registros en las comandancias.

Es el caso de prestadores independientes del servicio del transporte público, principalmente, quienes han manifestado a esta redacción el hostigamiento y acoso de los responsables de los operativos.

“Hace unos días un grupo de transportistas agremiados a sindicatos dañaron patrullas y no les hicieron nada, los viales quedaron quietos, pero con nosotros, por no portar cubreboca nos han dado baje con una cuota, incluso se han llevado a los separos a algunos compañeros”, señaló un taxista de la ruta 190.

Lo cierto es que los operativos continúan en los accesos a la ciudad de Oaxaca, pasando de largo a los que tiene alguna calcomanía de alguna agrupación y son perdonados, mientras que los independientes tienen que sortear alguna falta para continuar en su ruta de trabajo.

Otra de las quejas por la aplicación del decreto es el cierre de calles del Centro Histórico, se argumenta la violación al Libre Tránsito, sin embargo, los elementos de seguridad apostados en las esquinas dicen seguir indicaciones y desconocen del recurso de amparo que protege desde ahora los derechos violados en el decreto gubernamental.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*