El Llano, pulmón ahogado de la ciudad por falta de tratamiento

Omar Santiago Ricárdez

Las diferentes plagas, la inadecuada poda y el minúsculo mantenimiento a jardineras, banquetas, corredores, fuentes y adoquinado mantienen al Paseo Juárez El Llano en un parcial abandono por autoridades municipales, en tanto que el significado de “pulmón¬ del centro histórico” se ve rezagado por la falta de una reforestación inteligente. Para Jorge Luis Cruz Alvarado, presidente de la asociación Oaxaca Fértil, dedicada, entre otras acciones, a la conservación del ecosistema en la capital del estado, refirió que para salvar al Llano de las condiciones críticas en las que se encuentra su área verde se requieren al menos 500 mil pesos, de otra manera, advirtió, paulatinamente se irán desplomando los gigantescos árboles que ponen en riesgo la seguridad de vehículos y transeúntes, además de la degradación ecológica que deja sin oxígeno a la población.

UN 80% DEL ARBOLADO AFECTADO POR PLAGAS Y MALA PODA

El ingeniero agrónomo y especialista en arbolado por la Universidad de Agronomía “Vasil Kolarov” de Plovdiv, Bulgaria, precisó en entrevista para TIEMPO DE OAXACA que urge un mantenimiento forestal al Paseo Juárez, pues de los 250 ejemplares que existen al menos el 80 por ciento se encuentra afectado por plagas –como la planta semiparasita muérdago–, hongos y desnutrición por mal manejo de la tierra, así como “pelea por la luz” en las partes altas que van inclinando los troncos hasta levantar banquetas y, reiterar, poner en peligro a la población.

“La situación actual que vive el Llano es crítica. Hay un promedio de 250 árboles de diferentes edades y especies, la gran mayoría están pasando por una problemática de plagas; es necesario implementar un programa para contrarrestar la problemática que tenemos en el arbolado, pues algunos ya se vinieron abajo y año con año se caen más, incluso, el año pasado tuvimos la muerte de la mayoría de las palmeras, hoy sólo queda una.

El tema es delicado y tenemos que tomar cartas en el asunto como asociación, como sociedad civil y trabajar en acorde a los gobiernos federal, estatal y municipal para sanear y conservar esos árboles  por el servicio ambiental que nos presta”, refirió.

Recordó que al inicio de la actual administración municipal se presentó un programa para tratar la problemática, pero hasta el momento no ha habido respuesta dado los costos que consideran elevados, tanto para asesorías al personal de Desarrollo Urbano, como para el trabajo de poda y reforestación que implementa Oaxaca Fértil.

“Vamos a suponer que hablamos de mi asesoría, se necesitaría por lo menos 30 mil pesos mensuales para estar de tiempo completo. No puedo percibir un sueldo de personal (municipal) porque yo voy especializado a darles una asesoría y en el caso del Llano yo propuse que se arreglara con 500 mil pesos, todo arreglado”, comentó.

TODO TIENE COSTOS 

“Hemos estado cerca del personal de ecología municipal y servicios municipales, hemos ofrecido nuestros servicios de asesoría o bien dado el servicio de poda con tal de que todo se haga bien y no se siga dañando al arbolado de la ciudad.

El centro histórico cuenta con un promedio de 600 árboles que fueron tratados hace siete años y están siendo un problema para las edificaciones, para la ciudadanía; aquí el asunto es la aplicación de una poda inteligente y no eliminarlos, pues ya plantados se tienen que mantener en condiciones que no causen problemas”, explicó el especialista.Pero el trabajo que realiza la asociación en los arbolados significa un gasto, como gasolina para vehículos y motosierras, aceite, maquinaria para movilizarse y pago de quienes realizan la poda.

“Todo tiene un costo y a lo mejor han de decir: ‘el ingeniero quiere ganar’, pero esta es mi especialidad, es mi trabajo, el personal que yo llevo a laborar cobra y ellos (autoridades) lo ven como de ‘cómo le vamos a pagar al ingeniero’, pues dicen que no hay recursos.

La otra alternativa es que yo los asesoro”, agregó al destacar que no sólo en la ciudad, sino en toda la entidad y el país no existe personal capacitado para llevar a cabo un adecuado trabajo tanto de reforestación como de poda.“En México no existe una universidad que enseñe al personal y los capacite en esta materia.

Yo estudie en el extranjero esta materia de los árboles, por eso conozco como aplicar un sistema de reforestación. Nosotros contamos con ese personal capacitado, porque los vengo preparando con la finalidad de que puedan subir con facilidad a los árboles con el equipo adecuado y que puedan hacer el trabajo con calidad y bajo mi supervisión, yo no mando a los jóvenes a que vayan solos a hacer el trabajo, porque les falta bastante capacidad y conocimiento y esto es práctica de muchos años. El municipio no tiene ese personal, sin embargo nosotros hemos propuesto asesorarlos en estos trabajos”, añadió el experto.

NO EXISTE UN CONTROL BIOLÓGICO

Para el rescate del arbolado del Paseo Juárez El Llano se requiere de una reforestación inteligente, que se divide en tres pasos: selección de la especie a plantar, plantación-cuidado y mantenimiento, que es donde entra la poda inteligente.La otrora Alameda Guadalupe (a finales del siglo XVIII) y Paseo Netzahualcóyotl (mediados del XIX) cuenta con especies no endémicas, algunas introducidas hace más de 40 años o más, como el caso del eucalipto, que tiene más de 100, así como el laurel de la India; hay fresnos y presencia de árboles de ficus, diferentes especies de pino y anteriormente hubo ahuehuetes.

“Si queremos implementar una reforestación en el Llano tiene que ser una inteligente, que no permita la plantación de especies de corte grande que el día de mañana sean un riesgo por la presencia de plagas o un mal manejo en su mantenimiento. El problema es muy fuerte en el Llano, pues el muérdago está afectando el 80 por ciento del arbolado, que se ha retirado pero insiste al no haber una poda inteligente, no hay un control biológico”, expuso el parasitólogo al destacar que hoy los árboles del parque compiten entre si por la luz, lo que también da mala imagen a la estética urbana, sobre todo en una ciudad patrimonio cultural de la humanidad desde 1987.

“Cada año tenemos perdidas de ejemplares en el Llano que dejan espacios que se pueden ocupar, así que tenemos que aplicar una poda inteligente con la finalidad de reducir esos espacios que sirven para que otro árbol se desarrolle de manera eficiente. Hay eucaliptos y laureles de gran volumen por el lado de la calle de Pino Suárez a los que se le debe hacer ese tipo de poda inteligente, pues sus ramas se están entrecruzando y entre ellos se empiezan a pelear por el tema de la luz”, apuntó.

PODA INTELIGENTE CON VIGENCIA DE 10 AÑOS

Cruz Alvarado indicó que la poda inteligente tiene una duración de hasta diez años sin volver a tocar un árbol en este periodo, no obstante, reiteró, el costo sí es elevado, pero se evitan daños al patrimonio y riesgos a la ciudadanía.

“Con una poda la ciudadanía vive tranquila de siete a diez años, sin que se toque el árbol. Hace cinco años se podé el árbol que está en afuera del hotel Misión de los Ángeles, un laurel enorme de más de 100 años. Otro árbol que podé es el de laurel de Esesarte, en la calzada Porfirio Díaz, en el 2011, una especie que se pensaba ya iba a morir. El jardín Sócrates es un ejemplo de poda que lleva 11 años y es una formación de nuevos cortes; aparte podé los de la Alameda de León, sobre la avenida Independencia, en el 2012 y ya requieren de otra poda”, relató.

“La mayoría de los trabajadores del municipio sólo saben derramar con un machete y ponen el árbol en riesgo de caída, pues con un viento se vienen abajo, afortunadamente ha habido solamente daños materiales”, lamentó el dirigente de asociación civil.

VERASTEGUI Y LA NECESIDAD DE UN FONDO CIUDADANO

Por otra parte, Cruz Alvarado subrayó que Oaxaca Fértil echa de menos la figura y el apoyo invaluable del fallecido artista plástico Francisco Verástegui, quien formó parte de la asociación y quien siempre luchó por la conservación del ecosistema capitalino.

“Fue un hombre que siempre en su lucha vio por los árboles, luchó por su conservación, pidió siempre que se atendieran los parques y jardines en Oaxaca, que son como veinte espacios y que no logró realmente al 100 por ciento sus resultados; con él se logró dar tratamiento al jardín Sócrates, a la Alameda de León, el árbol de Esesarte y el del Misión los Ángeles”, recordó el ambientalista.

Sin embargo, recalcó que si se desea una ciudad con una belleza urbana como la ha sido en el pasado, probablemente sería la ciudadanía la que tome la alternativa para crear un fondo, como señalaba el maestro Verástegui, una cooperación ciudadana para poder realizar estas acciones.

“Tenemos que implementar un programa así, yo no lo he querido hacer porque luego van a pesar que nos estamos haciendo ricos y no, el dinero que llegue se tiene que destinar, porque no es un trabajo barato y tiene sus riesgos, el personal hay que pagarlo, si el municipio pone en riesgo a su personal yo no puedo mandar a mi gente a trabajar con riesgos”, atestó.

PROGRAMAS DE REFORESTACIÓN EQUIVOCADOS

Finalmente glosó que diversas organizaciones, asociaciones, grupos o empresas realizan, por diversos motivos, acciones de reforestación en diferentes sitios, ya sean parques, monumentos o cerros, sin embargo, son equívocos, pues lo que siembran no pegan y, por el contrario, dañan la tierra.

“Eso de ir a plantar a los cerros, de llevar 100 o 200 gentes y cada quien mete el árbol donde encuentra está mal. Encuentran donde excavar y ahí meten el arbolito, obvio, no pega, esos trabajos como asociación civil no los recomendamos y nosotros lo sabemos hacer, son trabajos que tienen un costo, nuestra asociación no cuenta con los recursos pero si con los conocimientos para realizarlos”, aclaró en torno al tema.

Igualmente destacó que la capital requiere de una reforestación y poda inteligente en todos sus arbolados, pues a la par la contaminación va afectado cada vez más el ecosistema.

“Nuestra ciudad de Oaxaca cada día se ve más afectada por la actividad diaria vehicular y la falta de mantenimiento a estos vehículos, que emiten una gran cantidad de bióxido de carbono; afortunadamente aquí no contamos con fábricas y eso ayuda a reducir la contaminación, sin embargo el gas LP (licuado de petróleo) se usa todos los días y es un gran contaminante. Hoy con la pandemia está baja la contaminación atmosférica, pero cuando regresemos a la normalidad va a ascender y necesitamos un buen número de árboles. Se están haciendo desarrollos habitacionales donde destruyen muchos árboles y no se plantan; en un conjunto habitacional llegan a vivir 200 o 400 gentes y a veces se siembran sólo 10 árboles que no producen el oxígeno que necesitan los habitantes”, completó.

PARQUE SIN INTERNET FUNCIONAL Y AÚN CENTRO RECREATIVO

En contraparte al tema ecológico, el Paseo Juárez El Llano, que en su momento fue campo de adiestramiento militar y en la década de los 60 zoológico, tuvo su última remodelación en el 2009 y posee, como algunos parques públicos en la capital, el servicio de internet inalámbrico libre, no obstante, no funciona.

La red inalámbrica, que está por cumplir los diez años, no ancla la señal en los diferentes dispositivos móviles, siendo únicamente las redes visibles, y de acceso gratuito, las del Teatro Juárez y el hotel Gran Fiesta Americana, por tanto, son casi nulos los usuarios los que ocupan la zona para conexión.

Por otra parte, la plancha principal, donde se ubica la rotonda a Benito Juárez, construida en 1894 por orden del entonces gobernador Martín González, es desde hace más de 20 años centro medular para la práctica del BMX –principalmente el flatland, skateboard y patinaje urbano, así como el parkour en fechas recientes.

Miguel Martínez, uno de los máximos exponentes del BMX flatland y quien ha representado al estado en competencias internacionales, así como llevar a cabo anualmente el festival de deporte extremo Clandestino Jam, señala que el parque ha sido por años epicentro de práctica y de donde han salido grandes exponentes.

“Nosotros venimos aquí a practicar a diario, bueno, yo ya no tanto, tenemos otros espacios donde vivimos, pero son muchos los chavos que vienen aquí a patinar, a rodar, pues hay suficientes espacio para todo y no estorbamos del otro lado a los niños que vienen a rodar con sus bicis”, destacó el deportista.

Y por el contrario, aclaró que en ningún momento se ha dañado el patrimonio, pues ellos llevan sus rampas y vigas para la práctica, “es más, aquí hemos hecho el Clandestino Jam con muy buen aforo, pues al ser céntrico llega más gente, además de que por el espacio nos da chance a meter más ciclistas”, concluyó.

Actualmente el Llano cuenta con un área de 28 mil 140 metros cuadrados y se ubica entre las calles Licenciado Primo Verdad (norte), José María Pino Suárez (oriente), Doctor Liceaga (sur) y avenida Benito Juárez (poniente); en conjunto se encuentra al norte del centro histórico.

CRONOLOGÍA

1777

Terreno plano no delimitado y con árboles en el centro.1803En la traza de la ciudad de Manuel Gijón, El Llano aparece registrado como La Alameda.

1812

El general José María Morelos y Pavón, durante la guerra insurgente, adecuó el lugar como campo de entrenamiento para sus tropas.

1813

Morelos y Pavón manda colocar una fuente con motivo del festejo de la virgen de Guadalupe y por el triunfo en el campo de batalla a favor de la Independencia.

1858

La Alameda cuenta con una traza reticular y en cada rectángulo se encuentran árboles de diferentes especies.

1869

La Alameda de Netzahualcóyotl cobra vida con los paseos cotidianos, durante el imperio de Maximiliano de Habsburgo.

1890

Se crea una reglamentación de espacios públicos, a cargo de la Comisión de Paseos y Jardines, Ornato Público y Carruajes.

1894

El gobernador Martín González ordena retirar la fuente, edificar una rotonda y erigir en su centro y monumento a Benito Juárez.

1901

La ciudadanía pide que se le cambiara el nombre de Paseo Nezahualcóyotl a Paseo Benito Juárez, aunque fue dos años después cuando fue aprobada la propuesta.

1910

Miguel Bolaños Cacho encargó al escultor Ernesto Scheleske, esculpir ocho leones que resguardaran de manera simbólica el Paseo.

1931

Con el terremoto, los oaxaqueños abandonaron sus casas e instalaron carpas de lona para protegerse de los derrumbes de sus viviendas.

1939

El gobierno municipal construye en el interior de El Llano un parque infantil denominado Juárez con toboganes, volantines, una ola de mar, trapecios, argollas, entre otros juegos.

1945

Impulsan el fomento al deporte y construyen una cancha de basquetbol en la parte sur, además de que se instala el primer parque zoológico, que cerró dos años después.

1964

Se inaugura un nuevo zoológico, gracias a la donación de animales de la sociedad civil y otros que adquirió el municipio.

1971

Ante las malas condiciones del zoológico, el ayuntamiento cierra el parque y deshabilita las canchas. Algunos animales fueron trasladados a la Zona Militar.

1972

Rehabilitan El Llano con la traza que actualmente se conoce.

1992

Se realizan torneos de baby fut, que posteriormente fueron retirados por el peligro que corrían las personas que paseaban por el lugar

2009

La remodelación del paseo fue criticada por la remodelación no apegada al estilo original del parque.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*