El silencio de la APPO. 26 de Noviembre del 2006

Said Hernández

2006 el testimonio de la inconformidad social que dio lugar a una gran rebelión, la cual encabezó en un principio la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), y  posteriormente la Asamblea Popular de los Pueblos de  Oaxaca (APPO). Donde los escenarios de la insurrección fueron en la Capital Oaxaqueña, el 14 de junio. Cuando el gremio magisterial con más de 70 mil maestros se impuso ante policías estatales, en lo que llamaron ellos “el desalojo fallido”,  a cargo del Teniente, Manuel Vera Salinas y Manuel Moreno Rivas.

Muchos meses de violencia fueron registrados; reflejados en enfrentamientos, asesinatos, balaceras e incendios. Hoy a más de 15 años de la rebelión en Oaxaca, el silencio continúa presente; la exigencia de justicia para los 26 muertos que dejo el movimiento magisterial-popular, y que han quedado en el olvido.

25 de noviembre; enfrentamiento anunciado.

Lo que fue la “última batalla” sobre el andador turístico de Oaxaca entre maestros e integrantes de la APPO y del pueblo de Oaxaca, contra elementos de la Policía Federal, aquel 25 de noviembre del año 2006 durante la séptima mega marcha, para exigir la salida de Ulises Ruiz Ortiz, ex gobernador de Oaxaca. Dejó como resultado; tres muertos, según consta en el informe de la comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos.

Además de 141 detenidos con lesiones graves quienes fueron trasladados al penal federal de alta seguridad de Nayarit, así mismo, la quema de los edificios; del Tribunal Superior de Justicia (ubicado en Independencia esquina Melchor Ocampo), Los Juzgados federales que se ubican en el Paseo Juárez el Llano, y la quema de la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores sobre la calle de Reforma.  Otro inmueble incendiado también, fue frente al Registro Público de la Propiedad.

Con ello, el 26 de noviembre fue silenciada la APPO, generando confusión entre los ciudadanos de Oaxaca quienes tenían la esperanza de un “cambio de gobierno”. Algunos líderes fueron corridos durante el enfrentamiento del 25 de noviembre porque se argumentaba entre las barricadas que existían grupos que ya habían pactado con la federación. En ese sentido, otros líderes buscaron refugio en Chiapas y la Ciudad de México, y otros abandonaron el movimiento social-magisterial para irse al extranjero.

Mientras tanto, las graves violaciones a los derechos humanos que dejó el movimiento social están en el rincón de la historia. Sin embargo, hubo quienes se beneficiaron, usando como trampolín la rebelión del pueblo de Oaxaca.

Por otra parte, la trillada frase “Paz y Progreso” prometida en esos años, continúan siendo el reclamo social en la entidad.

Quema del Poder Judicial Federal en Oaxaca
Quema del Poder Judicial Federal en Oaxaca

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*