off

La Revolución Mexicana. ¿Hay motivo para seguir celebrando la gesta revolucionaria?

“La revolución se justifica cuando el pueblo decide cambiar el gobierno cuando actúa en forma arbitraria y autoritaria”.

Por: Lic. Jacob Jiménez Ortega.

Jacortega74@hotmail.com

Después de 103 años de la gesta revolucionaria, en el que se levantaron en armas diversos caudillos regionales, encabezado por el “Apóstol de la Democracia” Don Francisco I. Madero, rico hacendado que aprovechó el momento para asumir la defensa de las demandas sociales de las clases marginadas, lo cual se habla de que Madero efectivamente se preocupó por las condiciones denigrantes que sufrían los campesinos.

El mismo Madero, consideró que era imposible por la vía pacífica, ganar las elecciones presidenciales de 1910, pues prevalecía un ambiente hostil donde se reprimía la participación política de la ciudadanía; las nuevas generaciones de aquel entonces consideraban una gran oportunidad para participar activamente en los asuntos públicos, pues creyeron que las declaraciones vertidas por el General Porfirio Díaz, eran ciertas, al afirmar lo siguiente: “Qué el pueblo mexicano estaba ya preparado para elegir democráticamente a sus gobernantes. . . ”, todo lo contrario, reprimió todo aquel que quería participar, inclusive clausuró de manera autoritaria los partidos políticos que deseaban participar en las elecciones presidenciales; todo ello conllevó a reflexionar que era necesario un verdadero cambio en el Poder; a pesar de que el régimen dictatorial del General Porfirio Díaz había propiciado “Orden y Progreso”, es decir, había cierto desarrollo económico en el país, se había permitido la inversión extranjera pero a costa del pueblo quién sufrió la marginación en la explotación de sus recursos naturales, pues estaba en manos de los extranjeros.

Es entonces, que la gesta revolucionaria encabezada por Madero parecía indicar que en verdad estaba dispuestos a escuchar y hacer cumplir las demandas sociales, una vez que fue derrocado la Dictadura Porfirista, lo cual no lo fue así, pues renuncia en Mayo de 1911, para evitar más derrame de sangre, según afirmaba el propio Dictador Díaz; por lo que, Madero llegaba al Poder después de ganar democráticamente las elecciones presidenciales de 1911, lo cual permite dentro de su gabinete los mismos elementos porfiristas en los puestos claves de la Administración Publica. Todo parecía indicar que Madero seguiría con la misma tónica del viejo régimen, pues se les rebelaron los mismos revolucionarios, principalmente Emiliano Zapata quién exigía que se legislará una Ley Agraria en beneficio de los campesinos desposeídos de sus tierras, hay que recordar que las tierras estaban en pocas manos, es decir, en latifundios, quienes los poseían los ricos hacendados.

El problema comienza a surgir cuando una vez que es asesinado Madero por la arbitrariedad del General Victoriano Huerta, quien ocupa ilegalmente la silla presidencial, después es derrocado por los grupos revolucionarios encabezado por Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Francisco Villa Emiliano Zapata entre otros; todos ellos se unieron con fin de acabar con el efímero régimen de Huerta, pero comenzó la ambición y la lucha por el Poder, olvidando que era necesario la reconstrucción del país que vivían en incertidumbre, por el caos que habían provocado la Revolución. Efectivamente Carranza había logrado llegar al Poder en 1920, a pesar de que se estableció el orden, incluso la promulgación de una Constitución Política que había logrado plasmar las demandas sociales de todos los sectores sociales, es decir, garantizar las libertades individuales y políticas de los ciudadanos; aún no se lograba cristalizar realmente dichas demandas sociales.

La Revolución se convirtió en una bandera política de los grupos revolucionarios que habían participado en la gesta revolucionaria, pero entre ellos comenzó la ambición por el Poder, conlleva a pensar ¿Por qué la ambición de los destacados revolucionarios como Carranza, Obregón, Elías Calles entre otros?; Porque habían intereses personales, así como fue asesinado Carranza por Obregón y después Obregón intenta reelegirse ganando nuevamente la Presidencia de la República, pero no logra su cometido pues es asesinado por un fanático

religioso, León del Toral. De ahí Elías Calles retoma el Poder, pero se le ocurre crear un Partido Político para unir las fuerzas revolucionarias que aún insistían disputarse por medio de las armas el Poder, en vez de establecer las bases necesarias para la participación política de los ciudadanos que deseaban participar activamente en las estructuras del poder político; terminan repartiendo el Poder entre los supuestamente denominados “revolucionarios”.

Así de esa manera, a través de un Partido Político se logró controlar el poder político, utilizando como bandera política “La ideología de la Revolución Mexicana”, permaneciendo en el Poder desde de 1929 a 1982, pues los “tecnócratas” enterraron el concepto de Revolución Mexicana, lo mismo sucedió con el régimen de Vicente Fox Quesada, que sólo reconoció a Francisco I. Madero por el papel que desempeño como “demócrata”, por lo que, la esencia de la Revolución Mexicana radica principalmente en la lucha que libró Emiliano Zapata, pues no ambicionó el Poder sólo deseaban tierras para que los campesinos los trabajasen, lo malo era como hacerlo realidad, pues solo su lucha por las tierras era eminentemente local.

Me pregunto, ¿Hay motivos para seguir celebrando la gesta revolucionaria, que sí bien es cierto, que se establecieron los postulados de la Revolución Mexicana, al establecer un nuevo régimen político, también lo es, que con la llegada de los tecnócratas enterraron la ideología de la Revolución Mexicana, para erigir el Neoliberalismo en México, que hoy casi se ha desmantelado el Estado que fundaron los Gobiernos emanados de la Revolución Mexicana?

Es cierto que los objetivos que persiguieron los sonorenses encabezados por Plutarco Elías Calles, al establecer un nuevo régimen en donde las instituciones políticas dieron hincapié para erigir un nuevo Estado, sin embargo, al concluir esta etapa, los tecnócratas encabezado por Carlos Salinas de Gortari, enterraron la ideología de la Revolución Mexicana al implantar el modelo económico denominado “neoliberalismo” que aún sigue vigente, incluso los mismos gobiernos emanados del PAN gobernaron con el mismo sistema y que hasta la fecha no se ha logrado el cambio que buscamos todos los mexicanos, ya que, en el año 2000 creímos que con la llegada de nuevo partido político en el Poder, encabezado por Vicente Fox Quesada, se daría ese cambio anhelado por todos, pues todos creíamos que se desmantelaría el viejo régimen que aún prevalece, lo cual no fue así, menos con el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, se logró el cambio esperado por todos los mexicanos, tan es así, que el PRI regresa al poder con su candidato Enrique Peña Nieto, quien mantiene el mismo régimen político y consolida la política económica neoliberal a través de las reformas estructurales impulsadas por los grupos políticos en el poder; es por esa razón, que hoy en día existe la inquietud de reformar el Poder, hacia un nuevo cambio, que conlleve a construir una relación entre el Estado y Sociedad; ¿Pero será posible o existe la necesidad de una nueva revolución? ¿Una revolución de conciencias?. . .

Revolución Mexicana

Revolución Mexicana

 

Tags:

 
 

About the author

Revista Tucán es una Publicación editada por Quetzalcoatl Editores, Derechos de Autor No. 04-2010-012916454600-102. Distribuido e Impreso por Quetzalcoatl Editores.

More posts by

 

 

 

Add a comment

required

required

optional


 
 
off
A %d blogueros les gusta esto: