Otro Ulisista en la Delegación de la Secretaría de Gobernación en Oaxaca

Julisa Sánchez.

Tras una fuerte presión de exlíderes sociales y diputados locales, así como una ola de descalificaciones hacia el desempeño del Licenciado Heliodoro Díaz Escárraga, por parte de políticos de izquierda, ex-activistas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), así como integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), por el puesto de Delegado que la Secretaría de Gobernación le había asignado en Oaxaca, y que horas más tarde por presión de los APPO’S, se le concede al experredista, expetista y ahora morenista,  José de Jesús Romero López, mismo que se autonombró en una conversación telefónica con el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz (URO), como “Charbelín”.

Como se recordará, el coordinador de campaña del entonces candidato a la diputación federal,  Benjamín Robles Montoya, “Charbelín” se comunicó desde Oaxaca para tener una conversación vía telefónica con el exdelegado priista en Quintana Roo, Cancún, Ulises Ruiz Ortiz, con mentadas de madre, palabras de amor y otras groserías, URO lo exhibió de recibir una fuerte cantidad de dinero:

“Ya guey a ver, aparte de toda la lana que te di hijo de puta”, señaló URO.

Entre risas, el nuevo Delegado de la Secretaría de Gobernación en Oaxaca, le contestó: “Aquí está mi mamá guey, se está riendo, dice que no me diste ni madres”.

Romero López ha sido criticado por sus homólogos y ciudadanos que han depositado su confianza para ocupar cargos públicos de no cumplir las demandas sociales, sino por el contrario solo utilizar el cargo a su conveniencia y traicionando los principios y a la militancia de sus expartidos políticos.

Respecto al nombramiento de delegado, los integrantes de la APPO contrarios a los nuevos funcionarios del partido Movimiento de Regeneración Popular (MORENA), han dejado ver su molestia a través de una carta en donde expresan y exhiben el continuismo y legado del exmandatrio Ruiz Ortiz, por lo que en líneas exigen al Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, la renuncia inmediata de “Charbelín”, tal y como lo hizo con Helidoro Díaz, ambos relacionados políticamente con URO.

Oaxaca, entidad federativa con último lugar en desarrollo, se encuentra condenada a tener representantes populares y servidores públicos que se preocupan más por pelearse “un hueso”, que hacer su trabajo en beneficio social, lo que la ciudadanía ha considerado “una burla” por parte de estos políticos.

La fuerte presión y discusión que se ventiló por parte de la clase política, grupos sociales, activistas y representantes populares en todos sus niveles, abrió un panorama de lo que vendrá en las próximas elecciones, a casi un año de presentarse los “nuevos” candidatos a gobernador del Estado de Oaxaca.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*