Ausente PROFECO ante costos excesivos de bebidas alcohólicas

Aumenta la venta clandestina de cervezas

Julisa Sánchez.

En medio de la crisis económica y la cuarentena por la pandemia COVID-19 (coronavirus), diversos establecimientos de bebidas alcohólicas han elevado sus costos hasta en un 300%, argumentando la falta de abastecimiento del producto.

“Un paquete de seis cervezas cuesta 200 pesos, mientras que el cartón de bebidas de cuartitos está hasta en 650 pesos y una charola va de 550 hasta 600 pesos”, denunció un consumidor inconforme.

Al respecto, varios particulares ya son revendedores de bebidas alcohólicas, incluso por internet realizan las supuestas “ofertas”, unos hasta manifiestan con contar con el servicio a domicilio, donde los costos exceden los autorizados.

Sin embargo, tanto los altos costos arbitrarios de las bebidas alcohólicas, como las ventas irregulares que se hacen bajo la informalidad, son actos que a pesar de las reiteradas denuncias, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) brilla por su ausencia, no realiza operativos o visitas para constatar y parar los abusos al consumidor, incluso el hacer uso de sus facultades legales y proceder a cancelar el establecimiento, así como emitir la respectiva multa.

Cabe resaltar que durante la contingencia sanitaria, también se han hecho las denuncias de los aumentos en productos de la canasta básica, como el huevo, arroz, frijol, azúcar, cebolla y tomate, entre otros, como el gas L. P. que ya comercializa el kilo en 15.58 pesos, donde un tanque de 30 kilogramos llega a costar hasta 467.40 pesos. Otras tarifas no autorizadas se han dado en el trasporte público colectivo, incrementando el pasaje al doble de su costo regular, afectando a diversos usuarios que tienen que viajar a la capital desde sus comunidades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*