Oaxaca, Estado inseguro y sin desarrollo

Said Hernández

Baches en calles y avenidas, así como embotellamientos frecuentes y con coladeras tapadas por acumulación de desechos, alumbrado público insuficiente, fallas y fugas en el suministro de agua potable, delincuencia, parques y jardines descuidados, hospitales saturados o con servicio deficiente, transporte público defectuoso, insuficiencia en el servicio de limpia y recolección de basura, falta de tratamiento de aguas residuales, mercados y central de abasto en mal estado, son las problemáticas más importantes en las Agencias, Municipios y 8 Regiones que componen el Estado de Oaxaca, y que coinciden al 100 por ciento con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En específico, los conflictos se extienden con la delincuencia e impunidad en zonas identificadas por la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) y seguridad municipal, en donde la drogadicción, prostitución y delitos de alto impacto, así como ejecuciones y asaltos armados, son parte de la vida cotidiana de los ciudadanos. Zonas como la central de abasto, municipios del Istmo de Tehuantepec, Valles Centrales, así como de la región de la Cuenca del Papaloapan y la Costa, albergan estos focos rojos de inseguridad.

Los operativos y constantes mesas de seguridad convocadas por el Gobierno de Oaxaca en el Palacio de Gobierno, con participación federal, estatal y municipal, han sido de resultados mínimos o nulos, donde la percepción de seguridad ciudadana es que hay una ausencia de patrullajes, elementos de seguridad en las calles y zonas de focos rojos y solo se les ve de escoltas de funcionarios en eventos masivos, función de seguridad privada y no pública como lo dice su lema “proteger y servir”.

Además, el desempeño gubernamental en el tema de seguridad y justicia es calificado como bajo por los diferentes sectores políticos y sociales, ante los cuestionamientos desde las tribunas legislativas que se replican en la voz ciudadana, cuestionando el destino de los millonarios recursos destinados al sector.  

Oaxaca sin desarrollo

Por ejemplo, en las comunidades de los 570 municipios de la entidad, la pobreza extrema sigue latente, con crisis en salud, seguridad, educación y justicia, obras públicas y caminos, principalmente.

Prueba de ello, es que en Oaxaca se alberga a la comunidad más pobre del País, Santos Reyes Yucuñá, ubicado en la región de la Mixteca, municipio que no ha tenido la suerte de ser visitado por las autoridades estatales, la ausencia política que se extiende a los otros poderes públicos ha obligado a sus habitantes a emigrar para lograr el sustento de sus familias.

El desarrollo prometido desde varias administraciones gubernamentales: Diódoro Carrasco Altamirano, José Nelson Murat Casab, sumándose la paz y progreso de Gabino Cué Montegaudo, el Oaxaca en Marcha de Ulises Ruíz Ortiz, y actualmente el Crear, Construir y Crecer de Alejandro Ismael Murat Hinojosa, actual gobernador, ha quedado en eso, solo promesas para los oaxaqueños. Frases de propaganda que nuevamente se alistan en las familias políticas ante el próximo relevo gubernamental, destacando las mismas esferas de poder con nuevos y viejos rostros en la política, donde las propuestas de ciudadanos que buscan cambiar el desarrollo de Oaxaca son frustradas por esos grupos políticos de poder, y que mantienen a Oaxaca en el rezago a cambio de sus riquezas en un desfalco del erario público.

Actualmente la política oaxaqueña dista mucho de un verdadero compromiso social, desde los funcionarios, gobernantes, ediles y diputados locales y federales, ninguno ha sido ejemplo de querer en verdad a su tierra y sus paisanos, por el contrario, ninguna obra de impacto social se ha visto en los últimos años, menos una reforma de ley que facilite los protocolos y trámites burocráticos y exija cumplir a los órganos pertinentes con la justicia para los oaxaqueños.

Mientras tanto, la crisis económica sin proyecto de rescate y sin ánimos de inversión extranjera, agudiza el bolsillo de las familias oaxaqueñas, ante una pandemia mundial denominada “Covid 19” que ha dejado a más de 5 mil familias en luto y sigue sin ser atendida.

Centro Histórico de Oaxaca, zona de drogadicción
Centro Histórico de Oaxaca, zona de drogadicción

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*