Oaxaqueños solidarios ante la crisis provocada por el Covid19

Metztli Beltrán

Un pequeño grupo de empresarios y comerciantes oaxaqueños ubicados en el Centro Histórico de Oaxaca y periferia, así como en las colonias y Agencias, han iniciado una gran labor de recaudación de alimentos no perecederos y artículos para la higiene personal para ayudar a la gente que vive al día, que no cuenta con un ahorro, ni una quincena asegurada y han recibido el duro golpe a su economía por la suspensión de trabajos de oficina, restaurantes, hoteles y el cierre de otras empresas en Oaxaca, debido a la pandemia internacional del coronavirus (COVID-19).

Un claro ejemplo es la Panadería “La Abeja”, ubicada en la calle de Mina, en el Centro Histórico de la entidad, empresarios oaxaqueños que optaron por poner una mesa en la entrada de su establecimiento donde el arroz, frijol, cereal, jabón, toallas húmedas para bebé, entre otros artículos se pueden observar para quien necesita pueda tomar uno, así también si está en sus posibilidades puede dejar alguna ayuda en especie.

Otro ejemplo de solidaridad de los oaxaqueños con los más necesitados, es el caso de la tienda de abarrotes “Fanny”, ubicada en la esquina de Porfirio Díaz con Quetzalcóatl, en el Centro de la entidad, atendida por su propietario quien en muestra de altruismo se desprende de los artículos para regalarlos a las personas sin hogar que pasan por su establecimiento.

Los locatarios del Mercado Zonal de Santa Rosa se organizaron y uniendo esfuerzos también ofrecían donativos a quienes más lo necesitan.

En las comunidades, colonias marginadas y hogares de muchos oaxaqueños que aunque poco tienen han sabido ser esos héroes anónimos para desprenderse de parte de su despensa y ayudar a los que durante la pandemia mundial han sido los más afectados, al igual que sus familias.

Algunos expendios de abarrotes por su parte han cuidado que el costo de los productos básicos  no se exceda para evitar ser otro golpe financiero.

El gran corazón de los oaxaqueños, de la clase trabajadora, los obreros y empresarios siempre ha sido ejemplo de altruismo durante las catástrofes, donde quienes brillan por su ausencia son los funcionarios y representantes populares, quienes solo entregan despensas cuando buscan a cambio el voto electoral.

Hay otros que buscando la legitimidad política ya han querido entregar despensas con la fotografía, el nombre o colores partidistas, actos que dejan ver su poca credibilidad y escaso trabajo por la gente que representan, esa gente que con poco hace mucho y sabe más de amor al prójimo y ayuda humanitaria que esos políticos.

Oaxaca, con el último lugar de desarrollo a pesar de contar con presupuestos históricos, sigue en pie y solidario.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*