Paciente que permaneció dos meses intubada, regresó a casa gracias a la atención del personal COVID del HGZ No. 1 del IMSS en Oaxaca

· La mujer de 64 años de edad, presentó síntomas agudos y fiebre alta

Paciente que vence la batalla contra el COVID-19 que durante dos meses la mantuvo intubada, en el Hospital General de Zona No. 1 (HGZ) ”Demetrio Mayoral Pardo”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, ya fue dada de alta y vive su experiencia para contarla.

Se trata de María del Rosario Euresti García, de 64 años, enfermera de profesión y madre de dos hijos, relató que contrajo el virus al atender a pacientes con esta enfermedad en un laboratorio particular y comenzó a presentar fiebre el 26 de abril por la noche, por lo que a la mañana siguiente decidió acudir al servicio de Urgencias en el (HGZ) para su valoración y donde le confirmaron el diagnóstico positivo al COVID-19.

Es una de las pacientes recuperadas de la enfermedad tras permanecer dos meses en situación crítica y con soporte ventilatorio, el cual le permitió superar esta crisis; recientemente acudió al nosocomio, para el retiro de la cánula de traqueotomía.

“Perdí la noción del tiempo en cuanto entré, ya no supe cuantos días pasaron, creo que dos o tres meses, cuando el doctor del IMSS me dijo que me tenía que intubar, mi pareja y yo dimos el consentimiento y luego de ahí pasé casi dos meses intubada”.

Cuando desperté, yo no podía mover ni un solo dedo, para mí fue muy difícil esta experiencia, porque yo soy muy activa, toda mi vida he trabajado y el no poder hacer nada, es incómodo.

“Estoy muy agradecida por la atención que tuve en el IMSS, en especial con los médicos que me atendieron, a las enfermeras y recuerdo a “Toñita”, que me cuidaba y hasta me cantaba, y como yo soy enfermera, pues le decía esta carrera es de vocación y en el IMSS vi que muchas tienen esa vocación”.

La paciente ya recuperada de la enfermedad con más de 30 años de vivir en Etla, dijo ser madre de dos hijos y originaria de la ciudad de México; sin embargo, su hija que vive en la (CDMX), tuvo que desplazarse a Oaxaca, para sus cuidados y hasta que fue dada de alta por mejoría.

En su mensaje exhortó a la gente a que se cuide y tome conciencia porque el virus si existe. “La verdad muchos me felicitaron porque luche mucho para ganar esta batalla y lo único que puedo decir es que gracias a Dios y a los doctores y enfermeras que pusieron todo su esfuerzo para que yo esté aquí viva y sana”.

Recomendó respetar las medidas sanitarias que ha establecido el sector salud, como es el lavado constante de manos, la sana distancia y uso correcto de cubrebocas, para que no se enfermen.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*